ç

15 consejos para aprobar (a la primera) el examen práctico del carnet de conducir

¿Estás ante el momento definitivo para ponerte a los mandos de un volante siempre que quieras? Respira hondo, piensa en positivo y lee con atención este artículo para que hagas realidad tu anhelo.

consejos-para-aprobar-examen-practico

El camino hacia la libertad para ponerse a los mandos de un coche siempre que se quiera culmina con el aprobado en la prueba práctica pertinente, con la compañía y evaluación de un examinador mediante además de la del profesor o profesora. Hay muchos factores que influyen en el éxito o en el suspenso, y es que hay que cuidar hasta el más mínimo detalle durante el tiempo de conducción para que todo salga a pedir de boca.

Para hacértelo más fácil, si es que estás en esta tesitura o pretendes estarlo dentro de poco tiempo, en TopDriverZ vamos a darte las mejores claves para aprobar el examen práctico del carnet de conducir. Presta atención, lee con detenimiento cada uno de ellos y te animamos a que los apliques dentro de tus posibilidades y circunstancias personales.

Claves para superar el examen práctico de conducir

Una vez finalizada esta breve introducción para ponerte en situación, es el momento de enumerar distintas ideas que te puedan ayudar a la hora de afrontar la prueba.

1. Ponte en la posición más cómoda que puedas

Regular el asiento como es debido para sentirte en plena comodidad y contactar con los pedales adecuadamente es más importante de lo que la obviedad pueda hacer pensar. Y es que tener que estar más pendiente de esos detalles durante la conducción que de lo que se tiene detrás o lo que se ve de frente dificultará la consecución del aprobado.

claves-aprobar-practico

2. Colocarse el cinturón de seguridad y los retrovisores adecuadamente

Junto a lo ya comentado, la correcta colocación del cinturón de seguridad y la regulación de los retrovisores es otra buena práctica que hay que aplicar obligatoriamente antes de ponerse en marcha. En el caso de estos últimos, conviene que muestren tan solo un poco de los dos laterales, en el caso de los exteriores, del coche que vas a conducir ya que, de esta manera, podrás ver correctamente lo que hay detrás y anticiparte a las maniobras que lleven a cabo los conductores que vayan detrás de ti.

3. Quita el freno de mano para poner en marcha el coche

Una vez que hayas hecho todo lo anteriormente comentado, has de retirar el freno de mano para permitir que el coche se pueda poner en marcha y desplazarte por donde te vaya indicando el examinador.

4. Ejecuta las maniobras siguiendo un orden

Ya sea para adelantar, dejar pasar o escoger una dirección para llegar al destino indicado por la persona que te va a evaluar, debes interiorizar en tu mente un orden para demostrar que sabes desenvolverte al volante y que comprendes a la perfección las normas de circulación. La secuencia es la siguiente: mirar por el retrovisor, señalizar con el intermitente y ejecutar el movimiento de la maniobra. Esto lo puedes aplicar por ejemplo a la hora de cambiar de carril.

5. No pierdas los nervios ante una calada

Que el coche se cale entra dentro de lo normal, le pasa a cualquiera, incluso a usuarios que tienen el carnet de conducir desde hace años. No es una falta grave, sino una leve, por lo que ya tendrías que cometer muchísimas de este tipo para suspender. Por tanto, intenta tranquilizarte si esto ocurre y retoma la marcha sin ponerte de los nervios.

aprobar-examen-practico

6. Atención a los obstáculos

Si por la razón que sea te encuentras con algún tipo de obstáculo en el carril por el que estás circulando, lo que debes de hacer en ese caso es cerciorarte de que no viene ningún usuario de cara que pueda poner más difícil aún las cosas. Una vez hecho eso, empieza a sobrepasar aquello que te esté estorbando. Para hacerlo más fácil, guarda unos 20 metros de distancia e indica al resto de conductores el movimiento que vayas a emprender.

7. Dale la importancia que merecen a los aparcamientos

Probablemente, aparcar sea la maniobra más tediosa que tengas que hacer durante el examen práctico. Y es que no son pocos los candidatos que se atascan mentalmente a la hora de llevar a cabo el estacionamiento y, como consecuencia de ello, suspenden. Dicho esto, si puedes hacer hincapié en ello en las sesiones previas a la prueba mucho mejor. Así ganarás confianza e interiorizarás lo que tienes que hacer para no fallar.

Para que tengas algunas referencias, te aconsejamos que coloques el coche a medio metro en paralelo del que ya está estacionado y, posteriormente, des marcha atrás para comenzar la maniobra hasta que el “culo” de ese vehículo quede a la mitad de tu ventanilla trasera izquierda o derecha (dependiendo de la ubicación de esa zona de aparcamiento).

8. Sé consciente de dónde te puedes equivocar

Las rotondas, los carriles de aceleración para incorporarse a la carretera, los pasos de cebra y los semáforos son los lugares donde la gente se equivoca más frecuentemente durante la prueba. Para evitar que cometas errores, te recordamos brevemente las normas de tráfico imperantes en estas localizaciones:

  • Glorietas o rotondas: colócate en el acceso y en el carril exterior de la misma si vas a ir de frente o girar a la derecha. Por el contrario, si vas a girar a la izquierda entonces entra por la zona en la que se indique horizontalmente que su propósito es guiar al conductor hacia la salida, que suele estar orientada hacia esta dirección. Por tanto, recorre la rotonda por dentro.

  • Carriles de aceleración: alcanza la velocidad máxima permitida en la autopista o vía lo más pronto posible sin apurar la zona de incorporación. De esta manera te resultará más fácil entrar y a los demás usuarios les costará menos dejarte el espacio que necesitas.

  • Pasos de cebra: estas zonas dan prioridad a los peatones, así que detente en cuanto veas viandantes pasar si no hay semáforo. Para evitar pegar un frenazo, conduce a una velocidad moderada y así te cubres las espaldas. En el supuesto caso de que los peatones no quieren pasar, espera a que te lo indiquen mediante un gesto.

  • Semáforos: haz lo mismo que se acaba de decir si ves a lo lejos que el semáforo presente tiene la luz roja encendida, en ámbar fijo o parpadeante (si ves peatones esperando claro). Si está en verde continúa la marcha.

9. Mucho ojo con los ceda el paso

Si los derroteros del examen práctico te llevan a un lugar en el que hay un ceda el paso con escasa visibilidad, la mejor solución pasa por accionar la primera marcha en la palanca de cambios. De esta forma podrás reaccionar a tiempo y de manera adecuada ante cualquier imprevisto que pueda surgir .

10. Lo mismo con los stops

Si pasas por una zona señalizada con un stop que carece de una visibilidad adecuada, en ese caso es recomendable que inclines el torso y la cabeza hacia adelante para ver lo que hay alrededor. En cuanto veas lo que necesitas ver entonces detente completamente. Y es que así demostrarás al examinador que cuentas con una excelente comprensión de las situaciones de tráfico que pueden darse, así como un gran nivel de atención a los detalles.

stop-examen

11. Arrancar en pendiente ascendente

Si te encuentras en un tramo de pendiente en sentido ascendente, lo que tienes que hacer para evitar que se cale el coche es subir el embrague hasta el punto de que empiecen a vibrar la palanca de cambios y el volante. Acto seguido, suelta el freno y empieza a acelerar poco a poco soltando progresivamente el embrague.

12. Documéntate sobre las posibles rutas de examen

Junto a tu profesor o profesora, trata de indagar por qué sitios te puede mandar el examinador el día D. Al fin y al cabo, la inteligencia es anticiparse, y si conoces los itinerarios con los que te puedes encontrar el aprobado será mucho más fácil de conseguir sin lugar a dudas.

13. Que no te hagan el lío con las zonas acondicionadas

Las raquetas, isletas o zonas acondicionadas son aquellas que tienen su razón de ser en le ejecución de maniobras como cambios de sentido y giros a la izquierda. No obstante, has de saber que si el examinador te ordena hacer cualquiera de ellas, previamente tienes que girar a la derecha para poder entrar a dichas zonas. Así que tienes que estar muy atento/a para que no te hagan el lío y te suspendan.

14. Cambia las marchas sin mirar la palanca de cambio

Es un vicio muy común de observar en los usuarios que empiezan a dar clases prácticas de conducción, ya que la confianza y la seguridad al volante son escasas. No obstante, conforme hayas ido dando cada vez más clases debes de haber cogido esa confianza de no mirar la palanca de las marchas en el momento de ejecutar un cambio de las mismas.

En el caso de que sigas haciéndolo, debes darte cuenta tarde o temprano de que estás perdiendo la visión de lo que tienes delante y, por tanto, te estás poniendo en riesgo a ti y a las personas que están subidas en el coche. Por lo tanto, mantén la mirada al frente cuando decidas aplicar un cambio de relaciones.

15. Guíate por la norma general en intersecciones sin señalizar

Como todo puede ocurrir, es posible que el examinador te mande pasar por una intersección que carece de señalización de preferencia de paso. Si sucede, entonces has de mirar dónde está el giro o, en su defecto, la entrada prohibida. Si vienen coches desde la derecha sin que haya un ceda o un stop, les tienes que ceder el paso.

examen-practico
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies