¿Por qué no hay límite de velocidad en Alemania? Las 7 cosas que debes saber

Sobre el país germano existe ese mito tan curioso como peligroso tomado al pie de la letra. ¿Hasta qué punto es cierto? En este artículo se explicará la verdad sobre por qué no hay límite de velocidad en Alemania.

por-que-no-hay-limite-velocidad-alemania

A cualquier persona que se le diga que en un país no hay un límite de velocidad establecido le extrañaría mucho. Si además se le dice que ese estado se encuentra en Europa, pues a priori no daría crédito por la imagen de formalidad y seriedad que transmiten por lo general.

Alemania es uno de ellos, pero paradójicamente le rodea un mito según el cual no tiene un límite de velocidad establecido en las carreteras. ¿Es cierto? Y si es así, ¿hasta qué punto? Para dar una respuesta a ambas cuestiones, en TopDriverz vamos a dedicar las próximas líneas a explicar cómo está regulado exactamente.

Averigua la verdad sobre el no límite de velocidad en Alemania

Tras esta introducción, es la hora de meterse de lleno en la materia y explicar cuál es la verdad en todo este tema tan curioso como asombroso.

1. Que no haya un límite general no quiere decir que algunas carreteras no lo tengan

Lo primero que hay que decir al respecto de este tema es que, al tratarse de un país federal, hay ciertas normas que no se aplican de la misma forma en todo el territorio que lo integra. Entre esas normas se encuentra, por supuesto, el límite de velocidad en las carreteras y autopistas. Por tanto, lo que se quiere decir cuando suena eso de que “en Alemania no hay un límite de velocidad” es que no hay una regla común que impere por igual en todos sus landers.

Por el contrario, y alejado de esa teoría tan extendida, hay vías que sí disponen de un tope de velocidad establecido, para ser más exactos entre un 30 y un 40 % de la red de las autopistas alemanas. Además, y esto también es llamativo, hay otro 10 % que a veces lo tiene, en función de la situación de tráfico que haya y las condiciones atmosféricas. Todo esto en lo que se refiere a los coches, porque con los camiones cambia un poco la cosa.

carreteras-alemania

2. Los camiones están sometidos a otra regulación

La legislación en el país alemán difiere entre coches y camiones a la hora de regularizar su comportamiento en carretera. Los primeros están exentos de pasar por los peajes y pagarlos, además de que en unos lugares determinados su límite de velocidad tampoco es el mismo que en los otros tipos de vehículos. Por su parte, los camiones sí que tienen que pasar por los peajes y su velocidad sí está limitada, concretamente a unos 80 kilómetros por hora.

3. Recomendaciones y no obligaciones

Al margen de esto último que se acaba de decir, los conductores de cualquier tipo de automóvil han de adaptar la conducción a la situación de la carretera en la que se encuentran. Para hacerse una idea, existe una velocidad orientativa recomendada por el Gobierno de 130 kilómetros por hora desde 1978 y hay un dato que refleja la gran aceptación de esa última referencia por parte de los ciudadanos germanos: la velocidad media a la que circulan los automóviles por las autopistas del país es de 125 kilómetros por hora.

4. ¿Cuáles son las posiciones de los dirigentes y autoridades alemanas?

Políticos, miembros de la autoridad y de las instituciones de seguridad vial le han dado vueltas en los últimos tiempos al tema de los límites de velocidad en la red alemana de autopistas. A comienzos de 2019, una comisión gubernamental sugirió que había que establecer un límite de velocidad sobre estas, que constituyen un total de 13.000 kilómetros situándose como la cuarta más grande del planeta.

A finales del mismo año, en el Bundestag se votó “No” a imponer límites de velocidad en todas y cada una de las autopistas del país. El Partido Verde propuso establecer el umbral en 130 kilómetros por hora a partir del 1 de enero de 2020 con el fin de que se incrementara la seguridad y la contaminación se viera disminuida, pero se topó con la cruda realidad: 498 votos en contra y tan solo 126 a favor.

Lo que sí ocurrió es que el Gobierno Federal, de la mano junto a la Plataforma Nacional para el Futuro de la Movilidad, tomó una serie de medidas apoyándose también en el Programa de Protección del Clima 2030. Entre ellas figuraban la reducción de algunos de los límites de velocidad establecidos con el fin de que menguaran las emisiones de dióxido de carbono.

limite-velocidad-alemania

5. ¿Qué dicen los datos?

En el año 2020 tuvieron lugar en Alemania un total de 264.000 accidentes con gente herida como consecuencia de estos, según la Oficina Federal de Estadística. De esa cantidad, 15.000 se produjeron en una autopista, lo que equivale a un porcentaje inferior al 6 %. Por contra, en esos datos esbozados también se aseguraba que casi el 12 % de las 2.700 víctimas mortales en accidentes de tráfico perdieron la vida en una autopista.

Para hacerlo más fácil, se puede hacer la siguiente equivalencia: por cada 1.000 accidentes, hubo 4 fallecimientos en lugares urbanos, 21 en autopistas y 24 en vías rurales. Sin embargo, esto hay que cogerlo con pinzas ya que no se conocen las cantidades de kilómetros que se recorren por cada tipo de carretera a lo largo de ese año.

Haciendo uso de la información estadística citada en la mano, el mayor club automovilístico del país, ADAC, asegura que 1.5 personas pierden la vida por cada 1.000 millones de kilómetros recorridos en autopistas. Un guarismo que asciende a 4.7 a la hora de poner el foco en las carreteras federales y en las vías regionales.

La conclusión es que, a pesar de que en las autopistas se circula a mayor velocidad, la cantidad de muertes, personas heridas y accidentes es menor. ¿Podría bajar aún más con un límite de velocidad establecido en todo el país? Eso no se sabrá hasta que se pruebe

6. ¿Quiénes están detrás para que en muchas autopistas no haya límites de velocidad?

Si no hay un límite de velocidad fijado para todas las autopistas del país es por culpa, sobre todo, de dos grupos importantes en la industria de la automoción del país: el ya citado ADAC y la Asociación Alemana de la Industria Automotriz. El primero acoge a unos 20 millones de miembros y la segunda vela por los derechos de los fabricantes de vehículos y le unen vínculos muy estrechos con otros países del planeta.

Para entender su postura, hay que poner la lupa en el siguiente hecho: los coches de mayor potencia son los que proporcionan unos márgenes de beneficio económico mayor, por lo que tienen un target muy presente en Alemania y fácilmente identificable. Como prueba de ello, el medio de comunicación digital Bloomberg descubrió que, en el año 2017, el 29 % de los automóviles matriculados en el país tenían una velocidad punta que se situaba por encima de los 250 kilómetros por hora.

7. ¿Cuál es el argumento de los ecologistas para imponer un límite?

Los ecologistas piden que se establezca un límite de velocidad en todas las autopistas de Alemania con el propósito de disminuir las emisiones de dióxido de carbono. En palabras de la Agencia Federal de Medio Ambiente, en el año 2018 se emitieron casi 860 millones de toneladas de este gas, de los que 158 millones procedieron única y exclusivamente del tráfico.

Los cálculos que hace esta organización les invita a pensar que limitando la velocidad a 130 kilómetros por hora en las autopistas se podría evitar que se emitan casi dos millones de toneladas de CO2. Por ello, hipotéticamente se podría pasar de las casi 860 millones de toneladas a alrededor de 858 en un contexto de que las condiciones se mantienen intactas, al margen de esta limitación. Una mejora, pero muy pequeña relativamente.

En una postura similar se ha mantenido la Agencia Europea de Medio Ambiente, quien cree que establecer umbrales de velocidad más pequeños ayuda a que el consumo se vea menguado, así como las emisiones de partículas nocivas para la salud y el bienestar del planeta.

Además, una simulación hecha mostró que reducir los puntos de velocidad máximos permitidos de 120 a 110 kilómetros por hora puede suponer perfectamente un ahorro de combustible para los coches con pasajeros que emplean la actual tecnología que pasaría del 12 al 18 %, siempre y cuando la conducción sea suave y el cumplimiento de la normativa de velocidad se cumpla plenamente.

Sin embargo, calcular cuánto se puede ahorrar de dióxido de carbono circulando a bajas y a altas velocidades es muy complicado, ¿por qué? Porque las cifras están sujetas a aspectos como el peso del vehículo, el tipo de motor que equipa, el estilo de conducción que le imprime el usuario y la distancia recorrida.

La solución para quienes piensan así puede estar en el progresivo auge de los coches eléctricos, ya que su velocidad punta se suele limitar gracias a la presencia de sus baterías, tal y como aseguró en una entrevista Stefan Bratzel, director del Centro de Gestión de la Automoción de Bergisch Gladbach, concedida al medio de comunicación nacional DW: “Los coches eléctricos ruedan, de media a unos 120-130 kilómetros por hora, no más, puesto que sus baterías presentan unas limitaciones en ese sentido”.

alemania-limite-velocidad
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies