ç

¿Cómo serán los coches del futuro? En 6 claves

El rápido desarrollo y avance de las nuevas tecnologías hace que todo el mundo se lo esté cuestionando constantemente. Vamos a hacernos una idea sobre cómo serán los coches del futuro.

como-seran-coches-futuro

Algunas marcas ya han anticipado, con varios de sus modelos, cómo pueden llegar a ser los vehículos del mañana. La forma y aspecto futurista de algunas carrocerías es el spoiler más nítido que cualquier conductor y usuario ha podido sufrir, aunque hay habitáculos que han enseñado un poco la patita en este sentido. Pero eso es solamente un pequeño adelanto de todo lo que viene en las próximas décadas y siglos.

Dicho esto, en TopDriverz vamos a tratar de responder a la pregunta “cómo serán los coches del futuro” de la manera más precisa posible, apoyándonos en estudios, datos y demás referencias que hayan indagado sobre esta cuestión. Está claro que la tecnología aquí lleva la voz cantante, pero no es lo único que va a cambiar para siempre la manera de confeccionar autos y los tipos de estos que haya en el mercado.

El futuro de los coches en 6 claves

Una vez que hemos llevado a cabo la introducción de rigor, es el momento de ir a la acción y contar, con el mayor detalle posible, cómo van a ser los coches del futuro indicando los principales rasgos que le dotarán de identidad. De esta forma, tendréis una visión más clara de lo que nos espera a todos en los tiempos venideros. Al lío.

1. Cada vez más autónomos

La decidida apuesta por los Sistemas Inteligentes de Transporte por parte de muchas marcas hace que el vehículo cada vez dependa menos de la acción humana durante la conducción. Tecnologías que marcan el paso en nuestro tiempo, como la Inteligencia Artificial o el Big Data, son la principal razón que explica esta nueva realidad. Veamos cómo se traduce todo esto en la práctica.

El Rolls Royce Vision 100 es un prototipo diseñado sin asientos delanteros ni volante, pero la IA Eleanor de la que está dotado actúa como asistente virtual de conducción. La materia derivada de la Inteligencia Artificial y que se conoce como Computer Vision permitirá al coche identificar todo aquello que le rodea (semáforos, otros vehículos, peatones, señales de tráfico, etc.).

Honda lanzó en Japón el primer coche con nivel 3 de conducción autónoma, de forma que el conductor puede desentenderse del control del vehículo, aunque únicamente en situaciones muy específicas y por ello ha de estar preparado para coger el timón de nuevo en cualquier instante. Ese coche se llama Honda Legend EX y se fabricaron unas 100 unidades.

En el primer Salón del Automóvil de Múnich (Alemania) post pandemia se presentó la versión avanzada del Vision AVTR de Mercedes, un vehículo en el que es posible trasladar los pensamientos del conductor y convertirlos en órdenes para el coche. Esto se hizo posible adhiriendo electrodos a la zona trasera del cráneo, que se encargan de traducir la actividad cerebral.

Precisamente la marca de la estrella obtuvo el consentimiento de las autoridades de Alemania para un sistema que ideó para la conducción autónoma. La condición que los dirigentes le impusieron a Mercedes fue que el coche equipado con él solamente puede circular en autovías a una velocidad máxima de 60 kilómetros por hora.

Volvo es otra marca que está destinando recursos a la conducción autónoma, en su caso a través del sistema Ride Pilot, que recurre a rayos láser para conseguir imágenes en tres dimensiones del entorno del coche en tiempo real. Para hacerlo posible, su precisión de medición de distancias es de un centímetro y 600 metros de alcance en la visión, alcance que se ve reducido a 250 metros en situaciones de mala visibilidad. A esa estructura se unen cinco radares, ocho cámaras y 16 sensores ultrasonidos.

La hiperconectividad del Internet de las Cosas hace que un coche pueda comunicarse con otros dispositivos relacionados con el tránsito (semáforos y calles inteligentes, otros vehículos que circulen cerca…). Los medios que le permiten hacerlo son cámaras, sensores y medidores incorporados por el coche. Respecto a la hiperconectividad hay muchas hipótesis: que podría permitir encender la calefacción en casa desde la pantalla táctil del coche, incluir una caja telemática como si fuera la caja negra de los aviones con GPS y tarjeta SIM integrada, etc. En el caso de esta última citada, podría añadir la llamada de emergencia, que haría más fácil la acción rápida de estos servicios a la hora de encontrar un coche ante un accidente.

Otros ejemplos de gran autonomía los encarnan el sistema de sensores de Ford, de forma que es posible aparcar el coche sin necesidad de emplear el volante, así como el modelo de Google que carece de este elemento tan común y de pedales.

coche-autonomo-futuro.jpg

2. Respetuosos con el medio ambiente

Esta es una de las mayores certezas que se tiene, ya que los coches híbridos y eléctricos van ganando peso poco a poco en el mercado a consecuencia de las restricciones a los modelos más contaminantes en las ciudades, así como los objetivos marcados por las distintas instituciones gubernamentales.

Claros ejemplos de estos son el Plan Integrado de Energía y Clima ideado en 2021 por el Gobierno de España, que establece en 5 millones la cifra de coches eléctricos que han de circular en el país de cara a 2030, o la prohibición de la venta de autos con motores de combustión interna en el territorio de la Unión Europea a partir de 2035 tras la votación del Parlamento Europeo.

No obstante, en esta revolución medioambiental aún no se han destapado como es debido los coches de hidrógeno, cuya oferta en el mercado es mucho más pequeña que los que estén dotados de hibridación y electricidad. Como ya explicamos en un post anterior, además son muy costosos, tanto a la hora de fabricarlos como de adquirirlos, y no cuentan con una infraestructura que dé una garantía a los conductores. Y es que no hay muchas hidrogeneras o estaciones de servicio donde puedan recargar su energía actualmente.

Mientras tanto, la industria de la automoción y los Gobiernos han de trabajar conjuntamente en pos de hacer más accesible la compra de modelos sostenibles, que en algunos casos cuentan con unos precios más elevados e incluso prohibitivos para muchos bolsillos.

coches-futuro

3. El diseño de los habitáculos ofrecerán una habitabilidad asombrosa

La ausencia de mecanismos de combustión interna permite y va a seguir permitiendo a los fabricantes hacer de los habitáculos un espacio cómodo y en el que conductor y pasajeros van a querer pasar horas y horas. Hay múltiples fórmulas para hacerlo y que, además, pueden convivir entre sí: fila de asiento adicional, hacer que cada asiento o fila de ellos tenga un carácter independiente, apuesta por materiales de calidad y buen tacto en la tapicería y en los asientos, la posibilidad de ajustar estos electrónicamente, etc.

Como dijo en su momento la escritora Maya Angelou, la gente nunca olvidará cómo les hiciste sentir, y la habitabilidad aquí juega un papel fundamental. Y es que los viajes en carretera que duran horas, o los trayectos rutinarios como consecuencia del trabajo u otras obligaciones, propician que el conductor y sus acompañantes tengan que pasar mucho tiempo en el interior del habitáculo, por lo que se hace necesario convertir ese periodo en un momento diferente.

interior-coche-futuro

4. Algunos volarán

En pos de satisfacer cada vez más necesidades a los conductores, habrá marcas que aprovechen el rápido avance de las tecnologías para fabricar coches que incluso puedan volar. Eso sí, esto es una realidad desde que salió al mercado el PAL V Liberty, el primer coche volador que puede surcar los cielos de manera legal en Europa. Fue presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra en 2019 por la marca neerlandesa PAL V y lo cierto es que no es muy accesible para todos los públicos.

Está tasado en medio millón de euros aproximadamente, puede alcanzar unos 160 kilómetros por hora de velocidad punta en el asfalto y 400 km/h en el aire cuando se sitúa a 3.500 metros de altura. La proliferación de coches voladores, así como la infraestructura adecuada para ellos, cambiará nuestras vidas para siempre, de forma que podremos trasladarnos a un destino lejano en carretera en cuestión de horas.

coche-futuro-voladores

5. Los neumáticos también se harán inteligentes

Parte de una buena experiencia de conducción pasa por las ruedas de los coches, y estas también se dotarán de tecnología propia para hacerle la vida más fácil al conductor. Por medio de la Inteligencia Artificial, la marca Goodyear presentó en Ginebra un neumático llamado Eagle 360 Urban, el cual es capaz de detectar las condiciones de la superficie sobre la que circula y las del clima imperante en cada momento. En base a lo hallado, decide cuál es la acción más apropiada y hasta puede transformar su banda de rodadura.

La misma marca también ideó un prototipo en el que hay musgos vivos y está diseñado para absorber la humedad de las carreteras mediante su banda de rodadura e inhalar dióxido de carbono del aire para nutrir al musgo en su pared lateral, de forma que libera oxígeno mediante la fotosíntesis.

neumaticos-coches-futuro

6. ¿Transformables?

Algunos expertos vaticinan que habrá vehículos que, en su interior, sean transformables, de forma que por ejemplo los asientos delanteros se podrían girar hacia atrás con el fin de que los pasajeros puedan hablar con pantalla plana incluida, como pasa con un prototipo presentado por Akka Technologies llamado Link & Go.

habitaculo-coche-futuro
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies