ç

Francesco Bagnaia: biografía del piloto franquicia de Ducati

El italiano está llamado a marcar época en MotoGP durante los próximos años. Subcampeón en 2021, tiene claro lo que ha de venir después. Veamos la biografía de Pecco Bagnaia.

francesco-bagnaia-biografia

A rey muerto, rey puesto. Ese dicho tan popular lo podría conjugar perfectamente cualquier italiano apasionado el motociclismo desde que Valentino Rossi colgase el casco tras el final de la temporada 2021. Y es que de Italia han salido un sinfín de campeones sobre las dos ruedas y promete continuar con su saga de pilotos, gracias en parte al programa de ideado por Il Dottore con su academia y que tantos pupilos aporta al mundial.

Francesco Bagnaia es uno de esos talentos salidos de la VR46 Academy y, en los tiempos más recientes, el que ha estado más cerca de seguir los pasos del nueve veces campeón entre los transalpinos que corren en MotoGP. Por ello, en TopDriverz le vamos a dedicar este post a hablar de su figura mediante una biografía, como hemos hecho anteriormente con otros grandes nombres del deporte del motor.

Biografía de Francesco Bagnaia (1997 - actualidad)

Tras haber llevado a cabo la introducción de rigor y entrar en calor, es la hora de ir al turrón con este genial piloto y desgranar lo que ha hecho hasta el momento en su carrera deportiva, que no ha sido poco a pesar de su juventud. Vamos allá.

1. Comienzos

Francesco “Pecco” Bagnaia nació el 14 de enero de 1997 en la ciudad italiana de Turín. Aunque sus padres se ganan la vida con una tienda de accesorios que tienen muy cerca de la capital del Piamonte, lo cierto es que el motociclismo le enamoró desde bien pequeño, ya que su progenitor y su tío corrían en campeonatos amateurs de Italia y ello le llevó a querer seguir sus pasos.

Sobre el origen de su mote, lo explicó en una entrevista con DAZN, en la que contó que fue su hermana pequeña quien se lo puso, dado que cuando eran pequeños no sabía decir Francesco y ella le llamaba así y así se quedó.

Cuando tenía 6 años, en Navidad recibió su primera moto como regalo: una Beta de 50 centímetros cúbicos de motocross. Fue su fiel compañera de diversión durante bastante tiempo en un descampado que había cerca de su casa. Lo fue hasta que le volvieron a regalar una minimoto de asfalto, concretamente cuando había cumplido 8. En ese momento empezó a competir y a participar en carreras de forma regular.

Desde bien pronto demostró tener unas habilidades especiales para correr en moto, y sus buenos resultados le dieron la oportunidad de participar en el campeonato nacional de Italia de minimotos. Un certamen en el que permaneció desde los 8 hasta los 10 años. Tras competir contra los mejores de su país, estaba claro que tenía que abrir fronteras participando en otros del extranjero.

2. Época de cambios

En 2009 da el paso a una mayor cilindrada y a las motos de marchas, así como al escenario europeo. Sigue compitiendo en su país, donde gana su primera carrera de 50 centímetros cúbicos en la localidad de Viterbo, un preludio de su gran temporada con el subcampeonato que obtuvo. Donde sí que tocó metal fue en el de Europa, el MiniGP, que estaba conformado por tres carreras.

El bueno de Pecco estaba dispuesto a hacer lo que fuera por cumplir su sueño de convertirse en piloto de motociclismo, por lo que decidió apuntarse a los campeonatos que tenían lugar en España para continuar su etapa de formación. De esta manera, se podía medir contra los mejores del mundo en su generación lo antes posible. Fue en 2010 cuando hizo ese esfuerzo poniéndose sobre las manos de Emilio Alzamora, quien era mánager por aquel momento de Marc Márquez y campeón del mundo de 125 centímetros cúbicos.

Lo cierto es que nuestro protagonista se enfocaba en los campeonatos que de Cataluña y el del Mediterráneo: en el primero acabó en tercera posición de la clasificación final y en el segundo fue el subcampeón. En ese 2010 pilotó una Metrakit PreGP de 125 cc y decidió que lo que tocaba era el Campeonato de España de Velocidad (CEV), la antesala al mundial y fábrica de un montón de pilotos de MotoGP.

En él tomó parte durante dos temporadas, tiempo en el que acabó tercero en ambas ediciones gracias a cinco podios en total, de los cuales dos fueron victorias. Lo hizo a lomos de una Aprilia y en medio del paso de los dos a los cuatro tiempos en las motos. De su buen desempeño tomó nota la Federación Italiana, que exigió su presencia para que debutase en el mundial de Moto3 con el Team Italia.

francesco-bagnaia-joven

3. Llegada al mundial y primeros años

En la temporada 2013, Francesco “Pecco” Bagnaia hizo su debut en Moto3. Para tener esta oportunidad, el Team Italia fue quien se la dio incorporándole en sus filas. No obstante, tan solo estuvo con ellos aquel curso ya que los resultados no le acompañaron en su año de rookie. No logró puntuar en ningún gran premio y su mejor resultado fue un puesto 16 en Sepang (Malasia) subido a una Honda.

En su segunda temporada fichó por el Sky Racing Team VR46, estructura que, como veremos más adelante, le ha dado muchas cosas en este tiempo. Con su KTM en 2014 mejoró notablemente sus resultados, consiguiendo puntos con cierta frecuencia hasta llegar a los 50. Tuvo cerca el podio en Le Mans con aquel cuarto puesto, pero no se las vio así en el resto de carreras.

Los dos años siguientes corrió con el Aspar Team pilotando una Mahindra, donde encontró por fin su sitio en la categoría, muestra de ello es que mejoró aún más sus resultados, hasta que en 2016 se despidió finalizando en una gran cuarta posición final. Con el equipo español consiguió sus primeros podios y triunfos mundialistas. En 2015 quedó tercero en Le Mans y en 2016 tocó por primera vez la gloria en la Catedral de Assen. Volvió a saborearla en Sepang antes de dar el salto a Moto2.

4. En Moto2 se corona campeón

Tras cuatro años en la categoría de menor cilindrada, Pecco da el salto a la intermedia, Moto2, para seguir progresando como piloto. Regresó al Sky Racing Team VR46 y rompió con eso de que “segundas partes nunca fueron buenas”. Y es que de la mano de la estructura de su mentor Valentino Rossi se empezó a hacer un nombre en el mundial. En 2017 fue el mejor rookie, lo cual habla a las claras de su buena adaptación a una moto mucho más pesada y potente que las que había hecho sus primeros pinitos entre los mejores.

De esta forma, sumó cuatro podios aquel año: dos segundos en Jerez y Le Mans y otros dos terceros en Sachsenring y Misano. Era un aviso de lo que estaba por venir, que era a su vez lo más grande: su título de campeón del mundo de Moto2 de 2018. Hasta 8 victorias consiguió en la temporada de su coronación en la categoría intermedia, lo que contribuyó a un bagaje de 12 podios totales. Ello demostró que estaba más que preparado para dar el siguiente paso, el más importante de todos: el de MotoGP.

francesco-bagnaia-2018

5. La categoría reina le ve crecer

Sería de nuevo una estructura italiana la que le reclutara para batirse el cobre entre los mejores del planeta. Ducati le confía una de sus motos del Pramac Racing para hacerse hueco en la categoría intermedia, pero lo cierto es que sus dos primeros años no son nada fáciles a pesar de llegar con un gran estatus. El cuarto puesto conseguido en Phillip Island fue su mejor resultado como rookie en la antepenúltima cita.

Aunque en la general hizo una temporada muy parecida en cuanto a números, en el 2020 marcado por la pandemia y las carreras a puerta cerrada consiguió su primer podio. Lo hizo en Misano merced a un gran segundo puesto por detrás de Franco Morbidelli, su compañero en el programa de jóvenes pilotos. Además de esto, firmó un sexto en Montmeló y un séptimo en Jerez. Los grandes destellos que dejó convencieron a la fábrica de Borgo Panigale para darle una moto oficial en 2021.

Lo cierto es que desde que llegó se ha convertido en el piloto franquicia de la factoría, como bien lo ha demostrado desde entonces con sus victorias. Aunque es verdad que le costó ganar, ya que no lo hizo hasta el Gran Premio de Aragón celebrado en el trazado de Alcañiz (Teruel) en su carrera 13. Tuvo que sudar ante un Marc Márquez muy combativo y en un duelo cuerpo a cuerpo de los que hacen afición. A ella sumó otras tres en 2021: Misano, Portimao y Valencia. Llegó tarde para pillar a Fabio Quartararo y su caída en la segunda cita en Misano, el GP de Emilia Romaña, le sirvió en bandeja el título.

Su gran sprint final le valió el subcampeonato y la condición de líder dentro de Ducati, algo que reforzó en 2022 aún más si cabe convirtiéndose en el primer piloto de la marca en conseguir cuatro triunfos de manera consecutiva, superando lo hecho por el australiano Casey Stoner en su triunfal 2007 y en 2008, cuando consiguió tres. ¿Reeditará los éxitos del 27 o se quedará a las puertas como su predecesor Dovizioso? El tiempo lo dirá.

francesco-bagnaia-2022
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies