Valentino Rossi: biografía y momentos inolvidables de Il Dottore

Valentino Rossi es uno de los más grandes pilotos de motos de la historia. Repasamos la vida de Il Dottore y los momentos de su carrera deportiva en el mundial de MotoGP que quedarán para siempre en la retina de los aficionados.
Valentino Rossi biografía

Hablar de Valentino Rossi es hablar de un icono del deporte que ha hecho del motociclismo uno de los más seguidos de todo el mundo. De ese logro tienen mucha culpa sus originales celebraciones de victorias y títulos mundiales, así como su extraordinario carisma para atraer a las masas de todo circuito al que ha ido. Desafortunadamente, queda muy poco tiempo para verle correr ya que tras el Gran Premio de Valencia del 14 de noviembre colgará el casco a sus 42 años.

Biografía de Valentino Rossi (1979 - actualidad)

No obstante, es momento de hacer balance de lo que ha supuesto su presencia en el mundial de MotoGP, que ha dado muchísimo que hablar en 25 años de trayectoria, así como de su vida fuera de la pista en forma de breve biografía. Con estas líneas, desde TopDriverz queremos homenajear al piloto que ha marcado la era moderna de las dos ruedas y a varias generaciones de aficionados y colegas de profesión.

Sus comienzos

Valentino Rossi nació el 16 de febrero de 1979 en la localidad italiana de Urbino. No obstante, pronto se trasladó con su familia al pueblo en el que se crió y al que dio fama: Tavullia. Aunque pueda parecer extraño, empezó en el mundo del karting, ya que su madre Stefania estaba preocupada por la seguridad de su pequeño y su padre Graziano, que también compitió en el campeonato del mundo, le compró un monoplaza cuando Vale tenía solamente cinco años.

Compitió en karts hasta los 12 años, ganando el campeonato regional en 1990 y al año siguiente formó parte del certamen nacional disputado en Parma, en el que finalizó en quinta posición. No obstante, el alto precio que tenía la inscripción a las competiciones de esta disciplina hizo que su padre decidiera que su hijo se cambiase a las minimotos.

No obstante, ya con 11 corrió su primera carrera sobre las dos ruedas y tras dejar los karts ya disputó competiciones locales y regionales. En 1993 compitió en el campeonato nacional de Italia Sport Production de 125 centímetros cúbicos, en el que finalizó duodécimo. No obstante, el título no se le resistiría al año siguiente, éxito que le valió el fichaje por el equipo Sandroni Aprilia con el que ganó el campeonato de Italia de la misma cilindrada. Además, en el europeo quedó tercero. Lo verdaderamente serio vino después.

Valentino Rossi niño

Debut

Il Dottore hizo acto de aparición en el campeonato del mundo de motociclismo el 13 de marzo de 1996 a lomos de una Aprilia en el Gran Premio de Malasia, donde acaba en sexta posición. En ese mismo curso no tarda en subir al podio con un tercer puesto en Austria, que fue el preludio de la primera victoria que sumó en el GP de la República Checa en el circuito de Brno. Acabó en novena posición la temporada merced a grandes resultados además de los ya comentados, como los cuartos puestos cosechados en Italia (Mugello) y España (Jerez).

Primer título

En 1997 se unió a las filas del equipo oficial de Aprilia, con el que conseguiría ese año su primera corona. Y no lo hizo de cualquier manera, ya que la autoridad que demostró fue aplastante con once victorias y 13 podios en las 15 citas del calendario.

Primer título rossi

Promoción al cuarto de litro y bicampeón

Con la misma marca que le encumbró en la categoría más pequeña, ascendió a 250 cc, a la que no tardó en adaptarse como bien demuestra el subcampeonato conseguido en el año de su debut (1998) con cinco victorias y nueve podios en total. Su compañero de equipo y compatriota Loris Capirossi se proclamó vencedor. No obstante, el título no se le resistió en el curso siguiente (1999), en el que se impuso hasta en nueve ocasiones y sumó doce podios en las 16 citas de la temporada.

La leyenda comienza en la categoría reina

Su excelente rendimiento en la categoría intermedia fue la razón perfecta para que Honda confiara en él de cara al año 2000, el penúltimo de las motos de 500 centímetros cúbicos y dos tiempos. La marca del ala dorada confió una de sus monturas NSR500 bajo el nombre de Nastro Azzurro tras la retirada de Mick Doohan. Y no defraudó: subcampeón en la temporada de debut a 49 puntos del estadounidente Kenny Roberts y su Suzuki.

Primera victoria en Donington Park

Fue en la novena fecha de aquel campeonato cuando Valentino saboreó por primera vez las mieles del triunfo en 500 cc. Un domingo lluvioso sobre el trazado británico de Donington Park no solo pareció, sino que fue el contexto perfecto para empezar a escribir su nombre en la historia con letras de oro como se ha demostrado con el paso del tiempo. Por si fuera poco, tuvo que remontar ya que se quedó rezagado tras apagarse el semáforo en la salida. Pasó por meta en undécima posición la primera vuelta, pero ni ese contratiempo le pudo detener.

En el selecto club de la corona en tres categorías

En 2001 Rossi confirmó lo que gran parte del paddock sospechaba convirtiéndose en el último campeón de la historia de 500 cc, proeza en la que volvió a estar acompañado por la misma marca y equipo. Nada más ni nada menos que once triunfos, con los que superó el récord de la categoría en poder de Giacomo Agostini desde 1972. No tuvo rival a pesar de que comenzó aquella intensa rivalidad con su compatriota Max Biaggi, con momentos de gran tensión como el vivido en Suzuka en el que el romano echó de la pista al 46 en la recta de meta y, posteriormente, este le respondió con una peineta.

MotoGP con Repsol Honda

En 2002 se producen cambios importantes, empezando por el nombre de la categoría más importante pasándose a llamar MotoGP, y la cilindrada de las motos, pasando de esos 500 cc y dos tiempos a 990 con cuatro tiempos. Ello no fue un problema para Rossi, que volvió a arrasar aventajando a Biaggi en 140 puntos y consiguiendo el mismo número de victorias que en el anterior.

Al año siguiente repitió firmando el pentacampeonato, aunque esta vez con Sete Gibernau como máximo oponente y no Biaggi. El español le venció en tres carreras cuerpo a cuerpo: en Welkom (Sudáfrica), Le Mans (Francia) y Sachsenring. Sin embargo, el crecimiento de Gibernau no evitó que Rossi sumara nueve triunfos.

Rossi repsol

Fichaje por Yamaha y victoria en Welkom

Cansado de escuchar que ganaba únicamente por tener la mejor moto y con la ambición de campeonar con dos marcas, Valentino Rossi decide a finales de 2003 abandonar Honda para marcharse a Yamaha, que llevaba en sequía de victorias en el mundial 18 grandes premios desde que Max Biaggi ganara en Sepang 2002. La valentía del de Tavullia pronto encontraría premio.

La victoria en la carrera inaugural de 2004 fue, en palabras de él, la más especial por todo lo que la rodeó y porque calló muchas bocas. Ganó a Biaggi en una preciosa batalla hasta la última vuelta y en el podio les acompañó Gibernau.

Devuelve la gloria a la marca de los diapasones

En el GP de Phillip Island (Australia) certificó matemáticamente el primer título con la marca de los diapasones. Rossi estaba “picado” tras la sanción que recibió en la carrera anterior de Losail (Catar) cuando fue sancionado saliendo desde el fondo de la parrilla por haber salido la noche anterior al circuito a quemar rueda junto a miembros de su equipo en la zona desde la que iba a salir con el propósito de que pudiera traccionar mejor, hecho del que dio cuenta Honda en forma de chivatazo. No se podía limpiar ni lavar el trazado, a menos que los ordenara el director de carrera o el comisario de seguridad.

Hizo un cero al caerse y Gibernau le recortó 25 puntos de golpe con su victoria. Vale se cobró su particular venganza ganándole en un duelo antológico en el circuito australiano. Tras el mismo, subió al cajón más alto del podio con una camiseta que rezaba ¡Che spettacolo! (¡Qué espectáculo!) con el que celebró su sexto título.

Gibernau a la grava en Jerez 2005

La primera carrera de aquella temporada 2005 probablemente fue más decisiva de lo que se pudiera esperar para ser, como se acaba de decir, la inaugural. Una tarde calurosa de un domingo de mayo en Jerez, con la afición española llenando las gradas y una pretemporada ilusionante de Sete Gibernau parecía el escenario perfecto para un cambio de tendencia en MotoGP. Más aún si cabe teniendo en cuenta que el catalán salió primero y de ahí no se movió gran parte de la carrera. Rossi vino desde atrás y contactó con él en las últimas vueltas.

Lo que pasó en la última curva de la última vuelta ya es conocido: Gibernau le cierra la trayectoria, Rossi se intenta meter por el interior y asume el riesgo de adelantar con tan poco espacio que acaba echando de la pista literalmente al de Honda para acabar ganando el GP de España. Una maniobra que no supuso sanción para el italiano y que le recriminó en el parc fermé el español. Un golpe psicológico muy duro para el 15, que no volvería a ganar.

El séptimo en Sepang

Con la reedición de once victorias, Rossi aseguró el séptimo entorchado en Sepang a falta de cuatro citas para el final. Finalizó segundo por detrás de Loris Capirossi y conmemoró su logro con una ingeniosa celebración acompañado de Blancanieves y los Siete Enanitos.

El octavo se escapa en Estoril y en Valencia

En 2006, a pesar de que no mostró su mejor nivel, Valentino Rossi llegó a la recta final del campeonato en disposición de hacerse con el octavo campeonato de su carrera. Y es que en la penúltima cita de Estoril su máximo rival, y a la postre campeón, Nicky Hayden, se fue al suelo. A esa situación no le sacó todo el provecho, ya que acabó segundo en un duelo de infarto con Toni Elías por tan solo 11 milésimas.

Recortó 20 puntos de una tacada, se puso líder con ocho puntos de ventaja e hizo la pole en la última cita de Valencia. A pesar de que todo indicaba que volvería a saborear la gloria, se cayó de forma inesperada y tan solo pudo remontar hasta la posición 13. Con esto, el estadounidense de Honda se proclamó campeón por primera y única vez.

Rossi 2006

El adelantamiento en el sacacorchos de Laguna Seca

Tras dos años de sequía, Valentino volvería a ser el rey en 2008, en el que sumó nueve triunfos. No inauguró su casillero hasta la cuarta carrera en China, a la que siguieron dos victorias consecutivas más en Le Mans y en Mugello. No obstante, el punto de inflexión de aquel campeonato fue el GP de Laguna Seca (EE.UU), donde Rossi firmó ese inolvidable adelantamiento en el sacacorchos a Stoner, que era el vigente campeón con su Ducati y su máximo rival tras la fuerte caída de Dani Pedrosa en Alemania cuando marchaba líder del mundial.

El australiano se cayó más tarde y repitió el desenlace en varias carreras después que significaron triunfos del italiano. El octavo lo aseguró en Motegui (Japón) bajo el eslogan Scusate il ritardo (Disculpad por el retraso) en alusión a lo que había tardado en volver a ganar.

Montmeló 2009 y un Jorge Lorenzo que asomaba la cabeza

Si la carrera en suelo estadounidense marcó un antes y un después en el devenir de la temporada, en 2009 seguramente lo hizo el duelo tan bonito que libraron Rossi y Lorenzo en Montmeló en Montmeló. Los dos pilotos de Yamaha llegaron cuerpo a cuerpo a meta regalando al público un recital de adelantamientos, aunque fue el del italiano en la última curva de la última vuelta el más decisivo. Aquel año firmó seis triunfos, ya que encontró en el 99 un oponente más combativo.

Gallina vieja hace buen caldo

Al igual que varios de los anteriores, el noveno y último título llegaría en Sepang en una carrera que finalizó en tercera plaza por detrás de Stoner (1º) y Dani Pedrosa (2º) y justo delante de Lorenzo. A sus 31 años y la veteranía que ya traía consigo, recurrió al dicho de “Gallina vieja hace buen caldo” para dejar otra celebración divertida e inolvidable de las suyas.

Lesión en Mugello y adiós al título

En los entrenamientos del GP de Mugello 2010, Valentino Rossi sufrió una aparatosa caída delante de los suyos que le costó una fractura de tibia y peroné. Esa grave lesión le alejó de las pistas durante muchas semanas, hasta el punto de perderse cuatro carreras. No obstante, volvió a ganar en Sepang en la carrera que coronó a Lorenzo campeón del mundo.

Fichaje por Ducati

Al ver que Yamaha estaba apostando decididamente por Lorenzo, y lo bonito que podía ser ganar con tres marcas distintas en MotoGP, Rossi fichó por Ducati. Moto italiana y piloto italiano, sonaba a binomio invencible. La realidad fue muy distinta, ya que no ganó ninguna carrera en 2011 y 2012, tan solo consiguió dos podios en Le Mans en ambos. Seguramente ha sido el mayor error de su carrera.

Rossi ducati

Regreso a Yamaha

Tras dos años de sinsabores, volvió a Yamaha en 2013, aunque no recuperó de inmediato el nivel que le elevó a los cielos. Tan solo un triunfo en Assen ese curso y dos en el siguiente: San Marino y Australia.

Argentina 2015 y duelo con Márquez

En Termas del Río Hondo (Argentina), protagonizó un espectacular cara a cara con Marc Márquez, que había sido campeón los dos años previos. Aquí quizá empezó la agria rivalidad que han mantenido ambos en los últimos tiempos. El de Cervera se marchó al suelo tras un leve toque con la M1 de Rossi que echó por tierra sus opciones de victoria en la última vuelta. El público argentino enloqueció en el podio cuando vio en el podio a Il Dottore con la camiseta de Argentina puesta con el 10 de Maradona a la espalda.

La patada

En la rueda de prensa de aquel fin de semana de Sepang 2015, Rossi acusó a Márquez de estar ayudando a Lorenzo para que ganase el título. Lo cierto es que el ilerdense ganó la carrera anterior en Australia, así que esa teoría no se sostenía. El momento más polémico tuvo lugar con esa patada en la primera curva tras varias vueltas de duelo entre ambos con la que tiró a Márquez al suelo. El resultado: sanción para Rossi saliendo último en Valencia, Italia se puso en contra del 93 y título para Lorenzo, que hizo los deberes mandando de principio a fin aquella carrera.

Último podio en Jerez 2020

Ese 2015 fue la última oportunidad para conseguir la décima corona, y ya no volvería ni a estar cerca a pesar del subcampeonato de 2016. Su último gran resultado fue el podio que consiguió en Jerez 2020, la primera tras el confinamiento, gracias a su tercer puesto con el que firmó el 199 de su carrera.

No obstante, el hecho de haber impulsado el deporte como nadie e inspirar con su pilotaje y personalidad a generaciones de pilotos y aficionados es un legado incuestionable y muy difícil de superar en el futuro.

Rossi jerez
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies