ç

Jorge Lorenzo: biografía del pentacampeón de MotoGP

El 99 fue un campeón de MotoGP diferente, con una gran personalidad fuera de la pista y un talentazo dentro de ella. El martillo y la mantequilla le acompañaron hasta su despedida. Veamos la biografía de Jorge Lorenzo.

jorge-lorenzo-biografia

Para que la afición se identifique e idolatre a un determinado piloto, la personalidad juega un gran papel. La progresiva exposición de los deportistas del motor a los medios de comunicación, tanto a los tradicionales como a los digitales en forma de redes sociales, permite hacerse una idea más exacta de cómo son cuando se quitan el mono y el casco.

Si a eso se le une una forma de pilotaje única, se conforma un cóctel exquisito. Jorge Lorenzo bien lo sabe, y es que no se callaba una cuando corría en el mundial de MotoGP pero que, a la hora de la verdad, demostraba estar hecho de otra pasta. Por lo mucho que hizo en su carrera deportiva, en TopDriverz le hemos querido dedicar las siguientes líneas.

Biografía de Jorge Lorenzo (1987 - actualidad)

Tras haber roto el hielo con nuestro protagonista, es el momento de contar y recordar los grandes momentos que Jorge Lorenzo regaló al motociclismo, así como sus primeros pasos en el mundillo que le dio a conocer.

1. Comienzos

Jorge Lorenzo Guerrero nació el 4 de mayo del año 1987 en la localidad española de Palma de Mallorca. Como él mismo contó en su libro “Lo que aprendí hasta los 30”, fue su padre Chicho quien le inculcó esa pasión por las dos ruedas, aunque su madre María también había competido como amateur, y le acompañó en el camino de convertirse en la leyenda que es hoy.

No en vano, trabajaba en un taller y su sueño era ver al pequeño Jorge convertirse en campeón del mundo. Dicho esto, con lo poco que tenía, le hizo su primera moto, a la que se subió con tan solo tres añitos. Desde ese momento hasta los seis, se dedicaba a entrenar para llegar lo más preparado posible a las que fueron sus primeras competiciones. De hecho, en la primera que corrió se proclamó campeón del certamen de las Islas Baleares, así que esos años de preparación fueron más que bien aprovechados.

Hay que decir que alternó la velocidad con el minicross y el trial, por lo que a los 10 años ya había ganado ocho campeonatos a nivel regional sumando las tres disciplinas. No obstante, pronto se decantaría por los circuitos ya que decidió participar en la Copa Aprilia Caja Madrid. Allí conoció al que sería su manager en los años venideros, Dani Amatrain. A los once conquistó ese certamen (1998) en la categoría de 50 centímetros cúbicos y, al curso siguiente, el de 125 cc.

Con 13 saltó al Campeonato de España del octavo de litro (2000), para lo que tuvo que pedir un permiso especial a la Federación Española de Motociclismo y que, finalmente, fue concedido. Tras ese problemilla burocrático, hizo una gran temporada acabando cuarto en la clasificación final. También se apuntó al Europeo, en el que finalizó sexto. Eso sí, fue el ganador del Europeo más precoz de la historia tras vencer en Braga (Portugal).

jorge-lorenzo-inicios

2. Llegada al mundial

Por su 15 cumpleaños obtuvo el mejor regalo que podía imaginar. Jorge Lorenzo hizo su debut en el mundial durante el Gran Premio de España de 2002 celebrado en Jerez, y no lo hizo antes porque la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) establecía esa edad como límite para poder correr, por lo que se perdió las dos primeras carreras celebradas en Suzuka (Japón) y Welkom (Sudáfrica).

El 5 de mayo, el día después de su cumple, se estrenó en la categoría de 125 centímetros cúbicos corriendo su primera carrera. Terminó fuera de los puntos, ya que cruzó la línea de meta en el puesto 23, pero la alegría no se la quitaba nadie a ese niño. Fue un periodo de adaptación aquel 2002, dado que tardó cuatro carreras en obtener sus primeros puntos en Montmeló, donde acabó en el puesto 14, lo que le convirtió en el más joven de la historia en puntuar.

jorge-lorenzo-2002

3. Nace la leyenda del “Por fuera”

En su segundo año en el mundial, demuestra el talento que atesoraba, sobre todo en el Gran Premio de Brasil sobre el trazado Nelson Piquet. Con un increíble adelantamiento por fuera a Dani Pedrosa y a Andrea Dovizioso de por medio, Lorenzo consigue su primera victoria entre los mejores del octavo de litro. Aunque aún no tuvo la regularidad de los más grandes, sumó otro podio más en Malasia antes de cerrar la temporada en duodécima posición con 79 puntos.

En 2004 firma sus mejores números en la categoría y promociona a la categoría de 250 centímetros cúbicos. Con su inseparable Derbi que le había acompañado en ese periplo, volvió a saborear las mieles del éxito tres veces y subió al podio siete en total. Por ello, acabó cuarto con 179 puntos a final de año.

jorge-lorenzo-2004

4. La exigencia crece en 250 cc

Su andadura en el cuarto de litro comenzó de la mano de Honda en 2005. En aquella edición, coincidió con varios de los que también serían sus rivales en MotoGP, especialmente Dani Pedrosa y Casey Stoner. Sumó un total de seis podios, cuatro pole positions y luchó por varias victorias, pero no pudo seguir el ritmo del catalán y del australiano, por lo que acabó en quinta posición con 167 puntos en su temporada de rookie.

Lo que vino en los dos años posteriores fue, sencillamente, increíble. En el mismo equipo de su mánager Amatrain, aunque cambiando Honda por Aprilia, llegaron los dos primeros títulos de campeón del mundo. La exigencia creció por la gran inversión que los patrocinadores habían hecho en él, y además hubo desencuentros entre su padre Chicho y Amatriain. Su rendimiento lo acusó durante algunas carreras con caídas y errores, pero la situación se revirtió a partir de la victoria en Mugello hasta rematar la faena en Valencia. Al año siguiente, con el 1 en el carenado, volvió a mostrarse intratable con ocho triunfos, once podios y nueve poles. El siguiente paso ya estaba decidido gracias a su título de 2006: Yamaha y MotoGP.

jorge-lorenzo-2006

5. Llega lo mejor

En contra de lo que quería Valentino Rossi, Jorge Lorenzo desembarcó en 2008 en el equipo oficial de Yamaha. El italiano había devuelto a la marca de los diapasones a lo más alto y no comprendía cómo le iban a poner al lado a un tío hambriento de éxito. No tardó en brillar entre los más grandes Giorgio, ya que consiguió la pole position en el Gran Premio de Catar que se disputa en Losail, la cita inaugural que, además, tiene lugar de noche desde aquel fin de semana que hizo su debut Lorenzo en MotoGP.

A pesar de haber sido el más rápido en la clasificación del sábado, no materializó ese buen hacer con un triunfo. No obstante, su primera carrera se saldó con una gran segunda posición y por delante de Rossi. A ello le siguió otro podio en Jerez (3º) y su primer triunfo en Estoril (Portugal). Un inicio inmejorable que, como en 2006, no iba a estar exento de dificultades.

Durante los entrenamientos libres del Gran Premio de China, salió por orejas de su Yamaha y sufrió una caída muy fea. De hecho, se rompió los dos tobillos, pero el coraje y la ambición de ese chico de 21 años le impidieron desistir y acabó la carrera del domingo en cuarta posición. Las caídas y el pobre rendimiento de los neumáticos Michelín le lastraron para luchar por el campeonato, así que tuvo que conformarse con la cuarta posición final.

En 2009, con los mismos neumáticos Bridgestone para todos y una confianza inalterada, dio un paso más allá para poder soñar con el título. Fue subcampeón y llevó al límite a Rossi como no lo había podido hacer en su primer año. Para el recuerdo queda ese duelo cuerpo a cuerpo en Montmeló hasta la última curva de la última vuelta en la que le sobrepasó el italiano para quitarle el triunfo in extremis. En cualquier caso, venció en cuatro carreras y obtuvo doce podios.

El gran día llegó en 2010, temporada en la, también hay que decirlo, las caídas y las lesiones finiquitaron las opciones de Valentino, con aquella aparatosa caída en Mugello, y de Pedrosa, por otra en Motegui con lesión incluida. Dos de sus grandes rivales estaban KO y Casey Stoner no estuvo tan fuerte con su Ducati como antes. En cualquier caso, tocó la gloria en Sepang y batió el récord de puntos en una temporada con 383.

jorge-lorenzo-2010

Cuando sí que se topó con un gran Stoner fue en 2011, que había fichado por Honda en busca de volver a campeonar. Además, Rossi se había marchado a Ducati, pero no fue capaz de llevar la moto roja a estar entre los mejores. Dicho esto, el australiano recuperó su mejor versión y le venció con merecimiento, aunque casi le cuesta un dedo en Australia tras una fuerte caída.

Cuando uno subía el otro bajaba, y así pasó de nuevo en 2012, aunque con el añadido que supuso la irrupción del mejor nivel de Pedrosa en el campeonato. Stoner anunció su retirada por sorpresa con tan solo 27 años y su falta de energía se vio reflejada en los resultados que cosechó. Dicho esto, el catalán de Honda le llevó al límite, sin las lesiones que tanto tiempo le habían lastrado, pero los ceros en Misano y en Australia ante la infinita regularidad del 99 con 16 podios (y siempre 1º ó 2º ojo) le dieron su cuarto campeonato, el segundo en MotoGP.

Más difícil lo tuvo cuando llegó Marc Márquez, ya que el de Cervera subió con la intención de comerse el mundo y así lo hizo. No obstante, esta vez las caídas y los obstáculos se cebaron con él. En Le Mans se quedó sin visibilidad en medio de la lluvia que estaba cayendo y en Assen sufrió una caída que, como la de China, le obligó a sacar el orgullo y conseguir buenos puntos. La victoria en la última carrera de Cheste fue insuficiente para evitar que Márquez campeonase como rookie.

2014 fue su año más difícil e irregular, con errores impropios como el de su prematura arrancada en Austin que le costó una sanción de pasar por el pit lane. A eso hay que sumar el nivel pluscuamperfecto de Márquez, que ganó 13 carreras. Lo ocurrido fue un acicate para 2015, aunque en las tres primeras carreras no subió al podio. A base de martillo y mantequilla consiguió remontar el vuelo y ganar aquel título, muy marcado por la patada de Rossi a Márquez y las hipótesis del italiano sobre una conspiración del de Honda a su favor.

Su último año en Yamaha, 2016, no fue brillante, con algunos resultados muy discretos, algo influenciado quizá por su anunciado fichaje por Ducati. Se despidió de la marca de los diapasones ganando, algo que le iba a costar mucho más vestido de rojo. No fueron dos buenos años en la marca italiana, pero cuando parecía que ya se adaptaba decidieron prescindir de él. Una simple modificación en el depósito cambió sus prestaciones y ganó dos carreras seguidas en Montmeló y en Mugello, lo que hacía dudar de si darle su moto a Petrucci en 2019 había sido un acierto.

Sin embargo, una grave caída en Tailandia y posterior fisura de radio le hicieron perderse casi todo lo que quedaba de temporada (excepto Valencia), algo inquietante teniendo en cuenta que se marchaba a Honda en unos meses. Con Márquez al lado en el ala dorada, cerró su último curso en activo. Otra caída en Assen le empujó a tomar la decisión de retirarse con 32 años, como así anunció en Valencia antes de la última carrera. Es una pena no haberle podido disfrutar más tiempo en la pista, pero ahora como comentarista se puede hacer de sus conocimientos en las retransmisiones de las carreras. Pentacampeón del mundo y leyenda.

jorge-lorenzo-campeon
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies