ç

Joan Mir: biografía del campeón silencioso

El piloto español aspira a aumentar su palmarés en MotoGP con Honda, marca para la que correrá a partir de 2023. Veamos lo mucho que ha conseguido, pese a su juventud, Joan Mir.

joan-mir-biografia

Cada año, el mercado de fichajes de MotoGP da mucho juego a pesar de que coincide con la disputa de los grandes premios. El tiempo apremia a la hora de planificar la próxima temporada y esa es la idea que impera en la mente de los equipos cuando se mueven para reforzar su dupla de pilotos.

Bien lo sabe Joan Mir, que antes del final del curso 2022 fue anunciado como nuevo corredor del equipo oficial de Honda para 2023 y 2024. Compartirá box con Marc Márquez y tratará de devolver a la marca del ala dorada al sitio que le corresponde ocupar, luchando por victorias y títulos mundiales como lo hacía hasta que empezó el calvario con las lesiones del 8 veces campeón.

Biografía de Joan Mir (1997 - actualidad)

Tras haber puesto en contexto la figura del campeón del mundo de 2020, es el momento de empezar a hablar de sus inicios sobre las dos ruedas, y de cómo ha ido construyendo su gran reputación en el paddock desde que debutó en el campeonato allá por el año 2015 hasta codearse con los mejores pilotos de motociclismo en la categoría reina. Allá vamos.

1. Inicios

Joan Mir Mayrata nació el 1 de septiembre de 1997 en Palma de Mallorca (España), mismo lugar que otro gran campeón que pasó por estas líneas como es Jorge Lorenzo. El pequeño Joan se crió, curiosamente, en el seno de una familia que no tiene demasiada relación con el mundo del motor, ya que su padre (del que heredó su nombre) es propietario de una tienda de skates y de tablas para practicar surf, mientras que Ana, su madre, trabaja como diseñadora de interiores y asistente de moda.

No obstante, su tío Joan Perelló fue quien le inculcó esa pasión por las motos, ya que compitió en el Campeonato de España de Velocidad (CEV) en la categoría de 125 centímetros cúbicos, certamen en el que destacó al acabar en tercera posición final en la edición de 2009. Además, también llegó a debutar en el mundial antes de que cambiara su nombre a Moto3 con el equipo Stop & Go.

Con todo ello, no fue hasta los diez años cuando empezó a correr en minimotos, después de haber probado suerte en el skate gracias, en gran parte, al hecho que hemos comentado al principio acerca del oficio de su padre. No obstante, a los seis recibió su primera moto, una Polini, y al año siguiente una Honda QR. Le flipaba montar sobre cualquier cosa que tuviese ruedas y ya entre su padre y su padrino le ayudaron a dar sus primeros pasos en el motociclismo.

Los campeonatos regionales de minimoto, minimotard y la Bankia Cup fueron los primeros en los que compitió. En medio de esa etapa formativa, entró a formar parte de la escuela de pilotos que Chicho Lorenzo montó viendo el gran éxito que estaba cosechando su hijo tras pasar por sus manos: la Chicho Competición. Ya con 12 años dio el salto a la escuela de la Federación Balear, donde conoció a Dani Vadillo, su primer mánager y persona que se encargó de su aprendizaje.

En 2011, ya con 14 años, se proclamó campeón de la categoría XL160 y, al año siguiente, hizo lo propio en la Copa PreGP de 125 cc. Este último éxito le permitió abrirse camino y participar en la RedBull Rookies Cup, donde fue el único representante español en la edición de 2013. No consiguió campeonar en este prestigioso certamen internacional a pesar de sus tres victorias en 2014, algo que impidió un tal Jorge Martín, pero lo bueno aún estaba por llegar.

En 2015 fue parte del campeonato FIM CEV Moto3 Junior, lo que supuso su último paso antes de desembarcar finalmente en el mundial de MotoGP. El hecho de que no le avalasen muchos patrocinadores en forma de apoyo económico evitó que diese el salto como piloto oficial de la categoría, pero finalmente puedo debutar en aquel año.

joan-mir-inicios

2. Llegada a MotoGP

En el Gran Premio de Australia de 2015, Joan Mir debutó en la categoría de Moto3 dentro del mundial de motociclismo. Lo hizo con el equipo Leopard Racing subido a una Honda NSF250R. Sobre el trazado de Phillip Island estuvo a punto de firmar un debut de ensueño en aquella carrera. Arrancó desde la posición 15 de la parrilla de salida con su moto azul celeste y llegó a ir con el grupo de cabeza, habiendo escalado hasta la cuarta posición, pero se fue al suelo al no poder esquivar la moto del británico John McPhee. A pesar de ello, el equipo le confió una de sus dos motos para la temporada siguiente, la de 2016.

Esa temporada fue muy especial para él, ya que se estrenó como piloto de pleno derecho en Moto3, cosechó sus primeros grandes resultados y compartió box con Fabio Quartararo, hasta que bajaron al francés de forma polémica. El equipo cambió Honda por KTM y el cambio le fue bien a Mir, que fue el mejor rookie consiguiendo el quinto puesto en la clasificación final de pilotos con 144 puntos.

Si hay un gran premio que Joan recordará para siempre de sus inicios en el mundial es el de Austria, donde hizo la pole position y consiguió su primera victoria y podio. A ese brillante resultado le siguieron otros dos: la tercera posición en Misano tras el Gran Premio de San Marino y el segundo puesto en la fiesta final de Cheste tras el GP de la Comunidad Valenciana.

joan-mir-2015

3. El primer éxito

En el curso que celebró su 20 cumpleaños, Joan Mir entró en el historial de campeones del mundo tras haberse proclamado campeón de Moto3. Cosas de la vida, lo hizo de nuevo con una Honda, la que le acompañó en su primera carrera en aquel domingo de otoño en las Antípodas del mundo. Lo hizo de una forma realmente brillante, ya que acumuló un total de diez victorias, a una del récord que estableció su ídolo Valentino Rossi en 125cc allá por 1997, y tres podios más en Jerez (3º), Misano (2º) y Cheste (2º). Esos 341 puntos le permitieron superar el récord de Álvaro Bautista en 2006.

Viendo su espectacular rendimiento, no le faltaron ofertas para subir a Moto2, categoría que, desde su introducción en 2010, es todo un reto para los pilotos que suben desde la categoría pequeña, y en la que quienes lo hacen como campeones se acentúa más si cabe viendo las estadísticas, ya que ninguno ha conseguido campeonar en su primer curso.

joan-mir-campeon

4. Un breve paso por Moto2

Para continuar con su ascenso, Joan Mir fichó por el equipo Estrella Galicia 0,0 Marc VDS para la temporada 2018, y en esa aventura le iba a acompañar una Kalex como moto y Álex Márquez al otro lado del box. Esa adaptación, que es un papelón para muchos, la llevó a cabo de una manera óptima, ya que cosechó varios podios que le auparon hasta la sexta posición final en la clasificación de pilotos.

En Le Mans consiguió el primero y el segundo en Mugello, por lo que subió dos veces a uno de los tres escalones de forma consecutiva merced a sendos terceros puestos. Lo volvería a hacer en Sachsenring, aunque esta vez en la segunda posición, y lo haría por última vez en su amado Phillip Island repitiendo el mismo resultado del circuito alemán. La regularidad que había mostrado para llegar a meta casi siempre entre los diez primeros llamó la atención de equipos de MotoGP, y caló hondo especialmente en uno.

joan-mir-2018

5. El sueño de MotoGP se cumple

Quizá más pronto de lo que se pudiera imaginar, Joan Mir da el salto a la categoría reina de la mano de Suzuki en 2019. Algo vieron en Hamamatsu a aquel chaval delgado de 21 años que se estrenaba a lomos de máquinas de cierto tamaño, y la verdad es que el tiempo les acabó dando la razón, aunque ello supusiera una gran dosis de paciencia. Su estreno entre la crème de la crème fue bastante discreto, con un quinto puesto en su jardín de Australia como mejor resultado.

No obstante, la vida le cambió al año siguiente, en todos los sentidos. Llegó la pandemia, un confinamiento, un campeonato acortado a puerta cerrada y una grave lesión de Marc Márquez que dejó “huérfano” de dominadores el certamen. Como ya es sabido en este deporte, la regularidad es lo que prima a la hora de cosechar títulos, y Mir lo aplicó a rajatabla para proclamarse el mejor entre los mejores en 2020.

Consiguió tan solo una victoria en Cheste y un total de siete podios en los 15 Grandes Premios disputados. El campeón con menos triunfos en una temporada de siempre, por eso le apodamos el campeón silencioso. De esta forma, devolvió a Suzuki a lo más alto 20 años después tras el éxito de Kenny Roberts Jr. y se colocó a la altura de otras leyendas que campeonaron con la marca japonesa, como Barry Sheene y Kevin Schwantz.

Defendió con cierto honor su corona en 2021, acabando en tercera posición tras Pecco Bagnaia (2º) y su excompañero Fabio Quartararo. Yamaha y Ducati se mostraron inalcanzables para una Suzuki que apenas había evolucionado tras su gran éxito. El anuncio en 2022 del adiós de la marca a MotoGP quizá pudo explicar el porqué de ello. Tras este revés y en medio de una temporada de sinsabores, Joan Mir fichó por Honda para escribir su historia en un equipo legendario, el Honda Repsol, y junto a otro de los mejores de este deporte como compañero. ¿Será capaz de demostrar el gran piloto que es en el ala dorada? Tiene dos temporadas para demostrarlo.

joan-mir-2022
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies