10 errores comunes al limpiar el coche (y cómo solucionarlos)

Una buena limpieza de tu vehículo no solo es la clave para mantenerlo bonito, sino también para alargar su vida útil. No obstante, es fácil cometer unos errores muy comunes que vamos a analizar y solucionar de una vez por todas.
Errores comunes limpiar coche

Lavar y limpiar. El drama de muchos conductores. Todos queremos que nuestro vehículo luzca bien, luzca bonito y que no sea el hazmerreir de los viandantes. Esto lo tenemos claro, pero aquí entran en juego dos factores esenciales: el primero es la pereza que nos da ir a un centro de lavado, ya sea para efectuar nosotros mismos la tarea o para que nos la haga un profesional.

El segundo factor es cometer errores, ya sea por inexperiencia o porque hemos adquirido unos malos hábitos que nadie nos ha dicho nunca que tenemos que corregir. Nosotros no tenemos el remedio para la pereza, pero hoy os enseñaremos a no equivocarse al limpiar el coche.

¿Qué fallos cometemos al lavar el coche?

El lavado y la limpieza no son cuestiones baladí. El aspecto exterior de un vehículo es importantísimo como lo es nuestro aspecto exterior. Por tanto, el primer criterio para intentar hacerlo bien es la belleza. El segundo criterio es el del mantenimiento: un coche en buen estado nos va a durar más tiempo.

Si dejamos que la suciedad nos secuestre el coche, va a durar menos tiempo en circulación y, lo peor, no vamos a poder venderlo en el mercado de segunda mano. Cualquier inversión en este aspecto (no hace falta lavar el coche todos los días) es bienvenida. Y después está el tema de los errores: todos los cometemos, pero en este artículo vamos a dar las claves para erradicarlos.

1. Usar un estropajo de cocina

Siempre hemos visto que se lavaba el coche con un estropajo de cocina y nunca nos hemos planteado si es la forma correcta de hacerlo o no. Hoy daremos la respuesta definitiva: no utilicéis nunca un estropajo de cocina, a no ser que le tengáis poca estima a vuestro coche. Vamos a producir arañazos y vamos a quitar la capa de barniz en poco tiempo, con resultados fatales para la carrocería.

La mejor opción es utilizar un guante de microfibra. No son excesivamente caros (hay ofertas por 4,48€, aunque tienes que comprar un mínimo) y nos van a ser de gran ayuda. Estos guantes sirven para la limpieza en mojado y en seco y garantizan una limpieza y un pulido muy completos. Suelen combinar poliéster y poliamida.

Estropajo cocina

2. ¿Fairy para lavar el coche?

El Fairy (o otros jabones de cocina) es lo primero que se nos viene a la cabeza cuando queremos quitar un simple excremento de paloma, por ejemplo. El razonamiento no está mal: si nos sirve para limpiar los platos, nos tiene que servir para limpiar la carrocería. El problema, pero, no es que sea un mal jabón, sino que la superficie a tratar es más delicada. Podemos terminar dañando la carrocería e incluso quitar la capa de barniz.

Limpiar con agua o limpiar sin agua, las dos opciones son válidas. Si escogéis limpiar sin agua, el Ultimate Waterless Wash es el indicado por los expertos (15,95€). El Active Mouse Shine es muy usado en los túneles de lavado porque limpia y aporta un brillo especial al coche (vale 95€, pero viene en una gran garrafa para muchos usos).

3. Evitar usar los dos cubos

Si lavamos en mojado, muchas personas dejan de lado o no conocen el sistema de los dos cubos. En el primer cubo, mezclaremos el jabón especial que hayamos elegido con agua (las cantidades suelen detallarse en el envase). De aquí sacaremos el agua limpia para lavar el coche. En el segundo cubo, colocaremos una rejilla y lo llenaremos de agua.

Servirá para limpiar el guante de microfibra (repetimos, no podemos usar un estropajo); la rejilla retendrá las partículas de suciedad de manera que podremos sacar el guante limpio para volver a mojarlo en el primer cubo. Veremos con esta técnica una mejora sustancial en el procesos de limpieza porque evitaremos volver a pegar suciedad al coche a cada pasada.

4. Lavar en círculo

Una de las cosas que más odiamos los amantes de los coches es que, al finalizar el lavado, queden marcas del proceso. Lo más fácil realmente es pasar el guante sin ningún otro criterio que ir de lado de lado de cualquier manera, centrándonos en las zonas más sucias. De esta manera, solo conseguiremos que nos queden marcas. Para hacerlo bien, debemos hacer pasadas en horizontal (o vertical) de manera uniforme.

Lavar círculos

5. Secar con una toalla inadecuada

Ya sabemos que, si habéis cogido un estropajo y Fairy para limpiar el coche, tenéis guardada una toalla normal de baño para secar el vehículo. El problema es que absorberemos la suciedad que haya quedado y rayaremos el coche. La mejor opción aquí vuelve a ser la microfibra: por 3,95€ encontraremos una toalla de estas. A partir de aquí, dejamos la toalla extendida sobre la superficie, esperamos unos segundos y la levantamos. El coche estará seco y limpio.

6. Descuidar el salpicadero

Si vamos con prisas, puede que solo nos centremos en el aspecto exterior del vehículo y dejemos para más adelante el habitáculo. No obstante, con eso solo conseguiremos que la suciedad se enquiste y dañe los materiales. El salpicadero es una de las partes que más atención necesita, porque nadie quiere ir en un coche desaliñado por dentro. Además, puede ser un foco de bacterias nocivas.

Hay dos formas de limpiar el salpicadero, las dos correctas; la primera consiste en aplicar APC, o limpiador de multisuperficies, siempre con un guante o toalla de microfibra. Después tenemos que aplicar un hidratador de plásticos. La segunda consiste en usar uno de los modernos productos que limpia e hidrata al mismo tiempo. El Vistony Limpiasalpicadero de 300ml es una buena opción limpiadora e hidratadora por 5,99€.

7. Los cristales, siempre los hacemos mal

Los cristales del coche siempre son problemáticos. Los podemos rayar, nos pueden quedar igual de sucios o más, o pueden quedar marcas del proceso del lavado. Una desgracia y una pérdida de tiempo en los tres casos. Entonces, la solución es coger otra toalla de microfibra seca y aplicar en ella un producto específico para cristales.

Haremos el movimiento de arriba hacia abajo, sin círculos, que podrían volver el cristal opaco. Hay quienes prefieren hacerlo con una bayeta con mango; no es mala opción y nos aseguraremos de no dejar marcas. El secado del cristal debe hacerse con otra toalla, nunca con periódicos.

Cristales

8. Hacer el lavado bajo el sol

Apetece más hacer el lavado bajo el sol si hace buen tiempo, pero la verdad es que dejar estacionado el coche al sol durante un tiempo prolongado para el proceso tampoco no es la mejor idea. Los rayos ultravioletas del sol afectan directamente la pintura, por lo que exposiciones prolongadas provocan el matizado progresivo de la pintura de tu coche.

Es decir, mientras intentamos acicalar y embellecer nuestro vehículo, estamos permitiendo que la carrocería pierda brillo. Debemos intentar buscar zonas con sombra y, si no nos queda más remedio que hacerlo al sol, no perdamos el tiempo y vamos por faena.

9. No poner toda la cura en las llantas

En otro artículo hemos explicado en detalle la importancia de las llantas. Es importante, pues, no hacer su limpieza con cualquier quitagrasas o abrillantador, ya que podría ser contraproducente. En primer lugar, vamos a asegurarnos de que las llantas no están demasiado calientes, porque el resultado no sería óptimo.

Después con la manguera, eliminamos la suciedad más superficial. Es mejor hacerlo con una manguera convencional porque tiene menos presión. Ahora, con una esponja un poco humedecida, vamos a quitar la suciedad incrustada. Lo hacemos de forma pertinaz, pero sin apretar demasiado para no generar daños. Finalmente, aplicamos el limpiador químico y dejamos unos minutos para que haga efecto. Lo retiramos con una gamuza y, voilà, las llantas están impecables.

Llantas limpiar

10. Usar crema hidratante para la tapicería

Hay gente que ha elegido una tapicería de piel para sus coches y se cree que puede aplicar crema hidratante (sí, la que usamos para nuestros cuerpos) a los asientos. Aquí nos tenemos que poner serios porque tenemos que cuidar bien toda la tapicería. Sentirnos cómodos en el habitáculo es fundamental para una buena experiencia de conducción. Por tanto, antes de aplicar productos inadecuados, sacudiremos bien los asientos, poniendo énfasis en todos los recovecos donde puedan quedarse migas de pan u otras partículas.

Una vez el asiento esté limpio, aplicaremos un producto específico para nuestra tapicería. No es una cuestión de que las marcas quieren vendernos cosas raras para ganar más dinero, sino que, con otros productos, el resultado sería desastroso (o en vano). Para la piel, el limpiador Maddox (9,46€ en Amazon) es una buena opción para todo tipo de piel y cuero. La aplicación del producto en el trapo debe hacerse fuera del vehículo para evitar la contaminación.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies