ç

10 consejos para alargar la vida útil de la batería del coche

La batería es uno de los elementos fundamentales dentro de un vehículo, ya que aporta la energía necesaria para que se ponga en marcha. Por lo tanto, su cuidado es imprescindible para el buen hacer de nuestro amigo de cuatro ruedas.

consejos-para-alargar-vida-util-bateria

Por lo general, la práctica totalidad de elementos mecánicos que integran un vehículo necesitan y merecen un buen cuidado con el que extender en el tiempo su ciclo de funcionamiento. Además, su reparación no es barata por lo general, así que cualquier detalle y buena práctica que se aplique es bienvenida. La batería es uno de ellos y su importancia radica en la energía que aporta para circular adecuadamente, así como para que otros componentes funcionen como deben.

Por este último detalle, en Topdriverz vamos a enumerar una serie de consejos para alargar la vida útil de la batería del coche. De esta manera, podrá gozar de una buena salud que le permita darle al automóvil lo que necesita de ella en todo momento, por lo tanto animamos a los internautas que nos visitáis habitualmente continuar leyendo las siguientes líneas.

Claves para extender la utilidad de la batería del coche

Tras todo lo dicho en la introducción, toca ponerse en materia y empezar a nombrar y detallar esos buenos hábitos que llevarán a la batería del coche hasta el infinito y más allá.

1. Rehuir de las temperaturas extremas

Especialmente en invierno a causa de una alta humedad ambiental y de unas temperaturas por debajo de los cero grados, el coche tiende a consumir más energía. No obstante, un clima excesivamente cálido también puede mermar la durabilidad de la batería. Por estos motivos, la conclusión que se puede sacar al respecto es que lo mejor es evitar que se someta a umbrales térmicos muy bajos o muy elevados, lo que en la práctica puede significar guardar el coche en un garaje completamente cerrado.

De no poder ser viable, en ese caso conviene minimizar el uso de elementos que consumen una cierta cantidad de electricidad a la hora de poner en marcha el coche, como la radio y la calefacción de los asientos del habitáculo.

bateria-calor

2. Revisión periódica de la situación de la batería

Nuestra protagonista no está exenta de sufrir golpes y problemas como una sujección vulnerable, situaciones que pueden desembocar, a su vez, en una vibración excesiva y la presencia de rajaduras en su caja. Una rotura en la batería mientras se está conduciendo es un peligro ya que puede originar una fuga de ácido sulfúrico.

Por tanto, una simple comprobación visual cada cierto tiempo hará que se evite la aparición de rajas o fugas en la batería. Además, es algo que no es costoso de hacer ya que basta con hacer una parada en un lugar despejado, o cuando llegues a casa y estaciones el coche en el garaje de tu comunidad o de tu chalet.

3. Pisar el embrague al arrancar

Si llevas a cabo esta maniobra, la batería solo tiene que arrancar el motor, por lo que el esfuerzo que lleva a cabo en ese caso es menor que si no se acciona. En el caso de no pisar este pedal, entonces tiene que mover parte del sistema de transmisión de manera innecesaria, como arrastrar algunos engranajes de la caja de cambios, lo que se traduce en un mayor consumo. Has de saber que algunos modelos de coche ya exigen hacer esto para arrancar el motor.

4. No llevar a cabo trayectos cortos

Un itinerario que no requiera mucho tiempo en su recorrido evita que la batería se recargue de forma completa por medio del alternador. También es importante saber que el mayor esfuerzo que lleva a cabo la batería es en el momento de arrancar, por lo que las bajas revoluciones y un breve espacio de tiempo de conducción son completamente nocivos para su salud.

5. No emplear sistemas eléctricos prescindibles al arrancar

El sistema de calefacción y de aire acondicionado, las distintas luces y la radio son accesorios eléctricos que no se recomienda poner en funcionamiento en el momento que el coche se pone en marcha. Y es que en el caso de que ya estén activados al arrancar el vehículo se somete a la batería de un esfuerzo añadido que no es estrictamente necesario.

Hay que decir que el alternador es el proveedor principal de electricidad que tiene el automóvil cuando el motor arranca, pero si están conectados todos esos miembros del equipamiento es posible que se quede sin capacidad de suministro, lo que requerirá con emergencia la colaboración de la batería y, de esta forma, verá acortada su vida útil. No obstante, para tranquilidad de todos este es un contratiempo poco común en los modelos más sofisticados.

De la misma manera, es importante no conectar nada durante el tiempo que el motor permanece apagado, ya que tener las luces de dentro encendidas y escuchar la radio también harán que el final de la batería llegue antes de lo esperado.

alargar-bateria

6. Trata de usar el coche a menudo o descargarla

Dejar el coche parado durante un periodo de tiempo prolongado hace que la batería se descargue. Por tanto, es deseable que cojas el coche con relativa frecuencia para recorrer un trayecto largo en cierta medida que ronde los 30-40 kilómetros de distancia. Si es por autopista mejor, por lo que irte a tu pueblo a pasar un fin de semana o un puente festivo, así como hacer un viaje corto a alguna ciudad atractiva cercana a tu lugar de residencia puede ser una buena excusa.

Si no tienes pueblo ni tiempo para hacer un plan ocioso como los que se acaban de comentar y las circunstancias te obligan a dejarlo quieto a lo largo de un largo periodo temporal, entonces te compensa más desconectar la batería. Para ello hay que quitar el borne negativo y cerciorarte de que no roza con ningún elemento metálico.

Sin embargo, has de saber que cuando la vuelvas a conectar tienes que introducir el código de seguridad de la radio, e incluso tendrás que acudir alguna que otra vez al taller para que reseteen códigos de avería en sistemas de seguridad como los airbags (que puede salir por a partir de 30 €). No olvides que aunque esté desconectada completamente se descargará tarde o temprano, que suelen ser dos años como máximo.

7. Comprobación del estado de los bornes

Estos elementos son unas piezas metálicas que se encargan de facilitar la comunicación de la energía eléctrica en ella, así como entre los componentes compatibles con esa conductividad. En el caso que ocupa aquí, hay que asegurarse de que el contacto entre estas y los puntos de conexión permanecen sólidos y no se aflojan.

Pueden aflojarse a causa de las vibraciones que tienen lugar durante el tiempo de conducción, pero ese no es el único peligro. El óxido también es una rémora en la transmisión adecuada de la corriente, de manera que en cualquiera de estas situaciones puede tener lugar un falso contacto. Dicho esto, la mejor solución es conservar los bornes limpios echando mano de vaselina o un aerosol especialmente preparado para ello. Tampoco hay que perder de vista los tornillos, incluido el anclaje de la batería al bastidor, de manera que si se aflojan hay que apretarlos.

8. Monitorización del estado de la carga

Los ejemplares más novedosos y sofisticados del mercado gozan de un testigo en el salpicadero que notifica de los problemas que pueda tener la batería en un momento determinado. Por contra, la batería puede llegar a su fin sin que ese elemento se encienda y avise de lo ocurrido, de forma que te puedes quedar tirado en medio de la nada de repente.

Esto demuestra lo importante que es revisar con frecuencia el estado de carga. Para ello, hay que apagar el coche y los distintos sistemas que funcionan gracias a la electricidad y, posteriormente, echar mano de un multímetro para medir la tensión de la batería. Para tener una referencia, es importante que el voltaje no debe ser inferior a los nueve voltios en ningún caso, ya que las descargas severas y continuas reducen el ciclo de vida de la batería.

9. Precaución al instalar componentes eléctricos

No son pocos los usuarios que quieren dotar de personalización al interior de su coche con nuevos accesorios, como pueden ser un equipo de audio más potente que el que venía de serie o unas luces diurnas. En cualquier caso, es recomendable mantener aislados los cables y las demás conexiones presentes.

De no hacer esto último, si el motor está parado tendrán lugar descargas de pequeño calado que acortarán la vida útil de la batería. De todas maneras, hay que tener en cuenta la potencia que consumen los elementos ya instalados, ya que es posible que haga falta una batería con mayor capacidad para que no se acabe antes de lo debido. Para ello, lo mejor es consultarlo con los profesionales del taller más cercano.

10. El mantenimiento

Son cada vez menos frecuentes, pero siguen habiendo baterías que disponen de mantenimiento, y en ese caso viene indicado por ella. Si es así, se puede rellenar el agua que tienen en sus senos produciendo una evaporación. En ese caso, anualmente conviene quitar los seis tapones localizados entre los bornes y, si el agua está a bajos niveles, llenarla a tope.Para ello echa mano de agua destilada ya que las sales minerales del agua de grifo no le hacen ningún bien.

mantenimiento-bateria
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies