Las 15 leyes de tráfico más absurdas (y curiosas) del mundo

A veces, las normas no ayudan a hacer de un sitio un lugar más justo para sus habitantes, sino que más bien les complica la vida. Aquí tenéis una recopilación de las más sorprendentes leyes viales sin sentido del mundo.

leyes-trafico-mas-absurdas

Está claro que es necesario un conjunto de normas y principios que regulen el orden de la circulación de los distintos medios de transporte que pueden circular por la vía pública, ya que ello contribuye a que los usuarios se sientan más seguros cuando se ponen al volante de su coche o moto.

Sin embargo, no siempre reina la cordura a la hora de establecer una regulación vial entre los miembros de las autoridades, de manera que se suele complicar la vida a la gente en vez de darle una solución. Para que todos reflexionemos (gobernantes y ciudadanos), en TopDriverz vamos a hablar de las 15 leyes de tráfico más absurdas del mundo.

No os lo vais a creer: 15 leyes viales inexplicables

Tras esta introducción de rigor y contexto, es el momento idóneo para pasar a la acción e ir desgranando cada una de las 15 leyes de tráfico más absurdas del mundo. Os vais a sorprender.

1. Obligación de mirar debajo del coche antes de arrancar

La primera gran estupidez en forma de ley forma parte de la legislación de Dinamarca, extraña ver por aquí a un país nórdico con la buena reputación que se han ganado en los últimos tiempos por sus buenas prácticas en otros ámbitos. Quizá la razón de la presencia de esta norma se encuentra en las consecuencias potenciales de la propia situación y lo precavidos que parecen ser los daneses.

El caso es que las autoridades danesas obligan a cada conductor a comprobar, antes de poner su vehículo en marcha, que no hay nadie debajo de él. ¿Alguna vez os habéis encontrado a alguien debajo del vuestro?

leyes-transito-absurdas

2. Prohibido beber agua mientras que se conduce

“Si tienes sed mientras que estás conduciendo, aguanta hasta pararte en una estación de servicio cercana y bebes agua” al parecer ese imperativo es el que planeó en las mentes de los dirigentes de Chipre en materia de tráfico a la hora de fijar esta norma. Está claro que prestar atención a otras cosas que no sean la conducción y lo que hay enfrente es nocivo para la seguridad del propio conductor y sus acompañantes, pero beber agua es una necesidad básica del ser humano.

Por ello, si la persona que está sentada en el asiento de copiloto te puede pasar una botella o si las circunstancias lo permiten, como por ejemplo un atasco o un semáforo en rojo, no debería haber problema en permitir que el usuario se hidrate un momento y continúe la marcha.

3. No es obligatorio conducir con ropa

En Alemania, otro país afamado por sus buenas praxis en otros aspectos, las autoridades que elaboran el Código de Circulación alemán consideran que el interior del coche es un espacio privado y, por lo tanto, cada uno puede ir como quiera, literalmente. Y es que los conductores alemanes pueden estar al mando del volante completamente desnudos sin que por ello reciban sanción de algún tipo.

Eso sí, es importante resaltar el matiz de que no se puede enseñar las partes íntimas en público, por lo que de incumplir este precepto el usuario sí recibe una sanción económica.

4. Prohibido tocar el claxon por la noche

La paz que transmite el silencio es algo muy importante para los mandatarios del estado de Arkansas (Estados Unidos). Muestra de ello es que prohíben totalmente que los conductores empleen el claxon de su coche más allá de las 21 horas. Dicho de otra manera, que si allí tienes que hacer un recado (o te apetece una actividad que te apasione) que, a su vez, implica ir a una zona céntrica y comerte un buen tráfico, te has de aguantar con la mano quieta y armarte de paciencia.

5. Las mujeres no pueden conducir

Viniendo del país que es, Arabia Saudí, no es de extrañar encontrar una norma que prohíba conducir a las mujeres. En los últimos tiempos han crecido las quejas entre la sociedad por llevar a dicho estado muchos eventos deportivos importantes. La razón se encuentra en el poco respeto que las autoridades tienen a los derechos humanos. Es una pena que en el siglo XXI una persona no pueda ejercer una actividad cotidiana como la conducción por su sexo.

mujer-arabe

6. Multa por mojar a los peatones

¿Quién no se ha mojado alguna vez por culpa de un coche o bus que ha cruzado por un charco justo delante? En la inmensa mayoría de países, esta situación no pasa a mayores, pero Japón es la excepción. En el país del sol naciente, los conductores que mojen a un peatón tras pasar por encima de un charco se enfrentan a una multa de, aproximadamente, unos 59 €.

Empatizando con los viandantes afectados, se puede decir que no es tan absurda como otras que ya han aparecido por aquí, pero la verdad es que resulta hasta gracioso imaginar a alguien ir a una comisaría para poner una denuncia con ese motivo bajo el brazo.

7. Ni se te ocurra sacar a la calle el coche sucio

Otro país en el que no extraña ver curiosidades de este tipo es Rusia, y es que los dirigentes rusos son tan pulcros que ven en un coche sucio motivo suficiente para imponer una sanción económica a los conductores que circulen con él por la ciudad. Sin embargo, es difícil fijar un límite o punto de partida para considerar que un vehículo de cuatro ruedas está sucio. Muchos lo interpretan así desde el momento en el que no se puedan apreciar los números de la matrícula.

8. Los alcoholímetros a bordo

En Francia no pasan una con el alcohol. Y es que un conductor que registra una tasa superior al 0.02 % en sangre es detenido de inmediato. Con el fin de cerciorarse de que ningún usuario la supera, hay una ley francesa que obliga a llevar a cabo tests de alcoholemia en el propio coche, de ahí que haya obligación de llevar un alcoholímetro a bordo.

9. No se entra a Bulgaria y Costa Rica con el coche sucio

Parecido a lo ya visto con Rusia, en Bulgaria y Costa Rica no dejan cruzar sus fronteras a los conductores que pretendan entrar en su territorio con el coche sucio. Por ello, lo más aconsejable es acudir a una estación de servicio cercana a una de las citadas fronteras y limpiarlo. De lo contrario, no se puede pasar.

10. Ni se te ocurra apartar animales en la carretera

En las antípodas del planeta figura una norma ciertamente extraña. Para ser exactos, esta se encuadra en la legislación de Australia y obliga a los conductores de sus diferentes carreteras a detenerse si, en medio de estas, se encuentran con animales campando a sus anchas.

Por ejemplo, si ven a un rebaño de ovejas cruzar han de pararse y apagar el motor hasta que finalmente se hayan retirado de la vía. Está totalmente prohibido llevar a cabo una acción que altere su ritmo natural, por lo que la sensibilidad de los australianos con los animales es alta.

ovejas-carretera

11. Se puede conducir en sentido contrario

Volvemos a Estados Unidos para ir al estado de Alabama, donde figura una permisividad no solamente absurda, sino hasta temeraria. Y es que en él los conductores pueden circular en sentido contrario a la circulación, siempre y cuando lleven a bordo una linterna prenda en la zona delantera del coche, al margen de que hayan señales de tráfico prohibiendo esta acción. Nunca deja de sorprendernos el país más poderoso del mundo.

12. No se libran ni los copilotos de los test de alcoholemia

En Europa del Este, concretamente en Macedonia, los copilotos también están en el punto de mira de los agentes a la hora de realizar controles de alcoholemia. Y es que, en el caso de que estos superen la tasa máxima permitida, son multados. De hecho, si el acompañante está bajo los efectos del alcohol debe ir sentado en uno de los asientos traseros.

13. Hay quien se toma la distancia de seguridad al pie de la letra

En Singapur se prohíbe a los conductores circular a una distancia con los peatones inferior a los 50 metros. Este pequeño país asiático ya es afamado por sus estrictas leyes contra el tabaco, ya que no permite fumar en lugares como las paradas de bus, se multa con 500 € tirar una colilla al suelo y no se puede fumar al aire libre salvo que haya un cenicero cerca. Un país muy pulcro.

14. Prohibidos los gestos obscenos en Alemania y Chipre

Hacer una peineta desde el habitáculo en Alemania, ya sea a peatones o a un conductor de otro coche cercano, está prohibido. En Chipre tampoco toleran ese tipo de conductas, ya que los gestos obscenos se multan con 25 €. Dicho esto, si alguna vez os animáis a viajar a estos dos países y tenéis que conducir mejor mantened la calma.

15. Siempre un par de gafas más

Para acabar con este post, en España es obligatorio llevar un par de gafas adicional si el conductor circula con gafas puestas. No obstante, en 1997 la ley fue reescrita y, a pesar de que no es estrictamente obligatorio, sí que es altamente recomendable seguirla.

conducir-gafas
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies