Rampas de frenado de emergencia: ¿qué son y cuándo deben utilizarse?

Las rampas de frenado de emergencia en carreteras son infraestructuras que nos permiten realizar un frenado de urgencia en caso de fallo mecánico en los frenos. Veamos qué son y cómo evitan accidentes.
Rampas frenado emergencia

Quizás no te hayas dado cuenta, pero en las autopistas es común encontrar rampas de frenado de emergencia. Existen algunos elementos en la carretera que, tal y como su nombre indica, se pueden/deben usar en caso de emergencia. Por esta razón, es recomendable conocer su existencia y saber cómo se usan. Uno de ellos es la rampa de frenado de emergencia.

Ante un posible fallo mecánico de nuestros frenos, el vehículo posee ciertos mecanismos (sistemas de emergencia) para asistir al conductor en la frenada. No obstante, puede darse el caso que los sistemas de emergencia no sean suficientes para prevenir un fatal desenlace, y, es en esta situación, es donde las rampas de frenado de emergencia cobran un protagonismo capital.

Por consiguiente, debemos saber cómo es su señalización, ser consciente mientras circulas por la carretera que te aproximas a una zona de frenado de emergencia, puede salvarte la vida a tí y a los que te acompañan. Así que cuando os crucéis con esta señal rectangular con fondo azul, pocos metros después, al lado derecho encontraréis una cuna de grava que se encargará de detener nuestro vehículo de forma segura y eficaz sin obviar que se trata de una situación no exenta de riesgo.

¿Qué son las rampas de frenado de emergencia?

Las rampas de frenado de emergencia o zonas de frenado de emergencia son aquellas infraestructuras habilitadas junto a la carretera que ayudan a frenar el vehículo en caso de fallo o problema mecánico en los frenos. Es un sistema pensado tanto para turismos como para camiones y es habitual encontrarlo en autovías, autopistas y tramos montañosos de gran pendiente.

El objetivo de las rampas de frenado es muy sencillo: detener el vehículo disminuyendo la velocidad progresivamente. Para que te hagas una idea, en España, tienen una longitud de 100 metros por 5 m de ancho (espacio suficiente para que frene un camión). En relación, el tiempo de frenado dependerá del peso y la velocidad del vehículo.

Este sistema de emergencia en carretera es un espacio hecho de grava y con un talud (depende del tipo) al final del mismo que provoca que el vehículo se detenga de una forma segura. Además, una pared de hormigón amortigua el coche o camión y hace que se dirija hacia la grava del asfalto. Esta zona de grava, en concreto, hace que el vehículo se vaya deteniendo a medida que pierde inercia llegando a su total detención.

Qué es rampa frenado emergencia

¿Cómo funcionan las rampas de frenado de emergencia?

De modo que, juntando los dos puntos anteriores, las rampas de frenado de emergencia son zonas habilitadas de unos 100 metros de pura grava con un ancho de entre 4 o 5 metros con una pared de hormigón lateral que contiene al vehículo y, en el caso que se a necesario, lo encarrila hacia la grava.

En relación, el lecho de grava tienen una profundidad de un metro y medio (más o menos) en su parte más honda hacia el final. De ese modo la inercia con la que entra el vehículo en la rampa, se va disipando progresivamente conforme va avanzando (suavizando la deceleración). En caso extremo o de última ratio, al final de la rampa, hay un montículo de arena a modo de amortiguador.

Tipos de zona de frenado de emergencia (y sus características)

No todas las rampas de frenado de emergencia son iguales, por lo general, estos sistemas cuentan con varios diseños que funcionan de distintas maneras para llegar al mismo objetivo, detener el vehículo. A continuación, os mostramos los diferentes tipo de zonas de frenado:

  • Superficie de detención: esta zona de frenado está construida con una inclinación descendente situada siempre al lado derecho de la vía. En ella, se ha colocado gravilla con el objetivo de ofrecer una suficiente resistencia a la rodadura del automóvil y así lograr su detención. Es de las más habituales. El tiempo de frenado que necesita cada coche es muy relativo, cada caso dependerá del tamaño y la velocidad en la que este llegue. Además, también juega un papel importante el grado de inclinación de la vía y el tipo de gravilla que se ha utilizado (cada una ofrece una resistencia diferente).

  • Zona de detención por gravedad: presenta grandes similitudes en cuanto a material con la superficie de detención (punto anterior). No obstante, la zona de detención por gravedad es una vía de mayor longitud y construida como una pendiente ascendente. Su pendiente justifica su longitud, ya que debe ser muy larga puesto que el conductor puede presentar dificultades al controlar el vehículo. ¿Por qué? Porque al detenerse y no funcionar los frenos, es posible que el vehículo descienda la rampa, así que cuanto mayor sea su longitud, mejor.

  • Zona de detención de arena apilada: Se trata de un sistema más simple pero no menos efectivo: se coloca una colina de arena suelta contra la que el vehículo frena. La secuencia es brusca, no nos engañaremos, además, las condiciones climatológicas pueden afectar a las propiedades de la arena. Eso sí, el vehículo se quedará clavado en ella.

  • Superficie mecánica de detención: sin lugar a dudas, es la rampa de frenado más sofisticada de todas. La superficie mecánica de detención consiste en un sistema de redes transversales hechas de acero inoxidable que se extienden sobre la rampa asfaltada. Dicho sistema, se puede instalar en rampas ascendentes o descendentes. Asimismo, una de las zonas de frenado está calefactada para evitar que se generen placas de hielo.

Funcionamiento rampa frenado emergencia

¿Cómo actuar si los frenos fallan? Rampas de frenado de emergencia

A pesar de que los coches de hoy en día están repletos de sistemas de seguridad en caso de fallo. Uno debe ser consciente de que puede encontrarse en una situación en que los frenos fallen.

Desde el año 2003 es obligatorio el sistema de frenado ABS. Todos los vehículos fabricados a partir de esa fecha deben llevar instalado el Antilock Braking System. Con él, el conductor tiene más control del vehículo en caso de frenada de emergencia. Pero hay veces, en que el BS no es suficiente para solventar una situación de fallo mecánico en los frenos, y ahí es cuando aparecen en escena las rampas de frenado de emergencia.

En el caso de que te encuentres en una situación en la que los frenos no funcionan y no consigues frenar debes hacer dos cosas: Lo primero es pisar varias veces el freno para ver si se ha bloqueado. Si esto no desbloquea los frenos, deberás frenar con el motor de tu coche. Y lo segundo, para utilizar el freno motor tendrás que ir reduciendo de manera progresiva las marchas hasta que el coche pierda velocidad y se detenga. Para ello, sitúate en el carril derecho para no provocar accidentes.

Lo ideal en estas situaciones es frenar en una rampa de frenado de emergencia. Pero, ¿cómo debo entrar en ellas? En primer lugar, debes sujetar firmemente el volante hasta que el coche se detenga. En segundo lugar, debes aprovechar lo poco que queda del freno frenando de forma intensa y con pisadas cortas e intensas. Por último, debes tratar de enderezar en todo momento la trayectoria (sobre todo en camiones) para evitar sufrir el conocido “efecto tijera” (el remolque vence hacia un lado).

Ahora bien, en ningún momento debes levantar de manera brusca el freno de mano, de hacerlo perderías por completo el control del automóvil. En caso de extrema necesidad, si lo utilizas debe ser poco a poco para ir reduciendo la velocidad. En relación, ni se te ocurra apagar el motor del coche ya que en caso de encontrarnos en una zona de frenado con pendiente, solo empeoraríamos la situación.

La estadística no engaña

Por tanto, recuerda usar el freno motor reduciendo de marcha paulatinamente hasta perder velocidad y pararte, colócate siempre en el carril de la derecha para entrar en la zona habilitada cuanto antes y sujeta firmemente el volante. En caso de llevar un camión, trata de enderezar la trayectoria continuamente para que el remolque no se vaya a un lado. Siguiendo estas indicaciones, solo deberás esperar a que una grúa te saque de la zona y te lleve al taller más cercano.

Para terminar, un apunte muy interesante es que desde la DGT no manejan datos acerca de cuántas veces al día, mes, o año, se utilizan estas zonas de frenado de emergencia. Por suerte, la razón es sencilla y beneficiosa para los intereses de todos los usuarios: en la mayoría de los casos, el uso de de las rampas comporta un final feliz. Así que reconocer en la carretera dichos sistemas, nos puede servir de gran ayuda en el inoportuno caso de fallo mecánico en los frenos, como vemos, la estadística no engaña.

Fallo frenos
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies