Los 7 tipos de coches de segunda mano (y cuál comprarte)

El mercado de segunda mano presenta diferentes clases de vehículos que debes conocer. ¿Sabes cuál te conviene comprar? Nosotros te lo explicamos todo para no perderse entre los miles de ofertas de coches.
Tipos coches segunda mano

Acudir al mercado de segunda mano a la hora de comprarse un coche no es nada extraño: 6 de cada 10 automóviles que se venden cada año en el mundo no son nuevos. Las causas de este fenómeno son muy diversas, pero podemos decir que el principal motivo para adquirir un coche de segunda mano es el económico. No obstante, también la nostalgia, el coleccionismo o el hecho que hay modelos antiguos que eran muy buenos son factores que influyen en las decisiones de los compradores. Y, por supuesto, la revalorización de los coches de segunda mano: invertir en automóviles viejos para ganar más dinero revendiéndolos.

¿Qué clases de coches de segunda mano existen?

Ya hemos visto que la gente opta por un coche de segunda mano por distintos motivos, pero ¿realmente vale la pena? ¿No es mejor comprar un coche de primera mano de gama baja tipo Dacia Sandero? Sin desmerecer el Sandero, que en Topdriverz le tenemos un gran aprecio, lo bueno del mercado de coches usados es que el presupuesto no nos limita tanto las opciones de compra: podemos encontrar cualquier marca y modelo.

Y esto está bien en estos tiempos de transición energética, ya que los coches de gasolina o diésel van a ir perdiendo terreno y, poco a poco, van a sufrir algunas restricciones en grandes ciudades. Entonces, invertir una gran cantidad de dinero en un coche de primera mano de combustibles fósiles te puede salir mal (esta década será muy imprevisible realmente. Y, por el otro lado, las tecnologías híbridas, eléctricas, de gas… todavía no las hemos visto en su máximo nivel. En cambio, un coche de segunda mano nos permitirá sortear estos años de impass.

El primer punto, pues, es este: la adaptabilidad económica. No obstante, los coches antiguos también dan una experiencia de conducción distinta al no tener tantas ayudas al conductor. Y esto también se valora mucho entre algunos conductores. Al fin y al cabo, todos los coches modernos se acaban pareciendo los unos a los otros. Finalmente, tenemos a los amantes de los coches clásicos, los coleccionistas, los que son pura pasión por los automóviles: si el dinero se lo permite, llenan los garajes de joyas diversas.

Con todo, debemos tener en cuenta que cada comprador tiene unas necesidades que los coches de segunda mano deben cumplir. Por eso, se suele hacer una clasificación que valora los carros según su edad (o kilometraje) y, sin más dilación, vamos a verla y a aconsejar qué tipo de coche te conviene más.

1. Coche de selección

No todos los vendedores clasifican los coches por igual, pero hay cierto consenso en considerar coches de selección los que tienen menos de 2 años o hasta 30.000km. Normalmente cuentan con una garantía de 24 meses, pero debemos tener en cuenta que entre particulares no hay obligación de dar garantía. Estos automóviles prácticamente los podemos considerar como nuevos y, por tanto, van a solicitar por ellos un precio parecido al de un coche nuevo.

Hemos dicho un precio parecido, por lo que los coches de selección son perfectos para aquellos compradores que no les importe conducir un coche usado, pero lo quieran en excelentes condiciones. Fiables mecánicamente, con poco kilometraje… realmente ofrecen pocas pegas. El dinero que ahorremos lo podemos guardar para cualquier eventualidad, pero con la garantía no debemos tener miedo a nada.

Coche selección

2. Coche de ocasión

En el siguiente nivel encontramos los coches de ocasión, que tienen entre 2 y 5 años o hasta 100.000km. Cuentan con una garantía de 12 a 24 meses. Los coches de ocasión van muy solicitados porque ofrecen el mejor balance entre precio y estado del vehículo. Si no te quieres romper mucho la cabeza mirando anuncios y ofertas de coches, los vehículos de ocasión son los tuyos. Un modelo de 2 a 5 años seguramente todavía se fabrica en el momento de la compra, así que cualquier reparación o cambio de piezas es más sencillo.

Coches ocasión

3. Coche de oportunidad

Los vehículos de oportunidad tienen entre 5 y 7 años o hasta 150.000km (en vehículos comerciales, hasta 200.000km). Cuentan con una garantía de 12 meses. Es la categoría donde más búsqueda exhaustiva se debe hacer porque debemos valorar que quizá nos convenga más un coche de ocasión o uno con más años, pero más barato, ya que las prestaciones pueden ser similares.

En todo caso, podemos decir que estos coches están enfocados a los compradores atentos y pacientes que saben distinguir una buena oportunidad en un coche con un kilometraje ya considerable. Si te sale bien la jugada, tendrás un buen coche, no desgastado en exceso ni en el interior ni el exterior, con pocas necesidades de pasar por el taller los primeros años. Si te sale mal la jugada, lamentarás no haber comprado un coche más barato. Todo se resume en saber buscar bien.

Coche oportunidad

4. Coche de segunda mano

Si las categorías anteriores estaban bien definidas, a esta le hemos puesto un nombre genérico, pero, cuando pensamos en coches de segunda mano, solemos pensar en coches a partir de los 7 años de antigüedad, aquellos que los propietarios, habiendo completado el coche su vida útil de calidad, ya se venden. Aquí no hay diferencias entre comprar el coche en un concesionario o a un particular: en los dos casos, deberemos ir con cuidado en cuanto a las condiciones del vehículo y debemos tener claro que su uso tendrá limitaciones.

Los destinatarios de estos coches suelen ser los jóvenes que quieren su primer vehículo en propiedad y gente con un presupuesto más limitado. En cualquier caso, si les damos un mantenimiento y un uso correcto, podremos alargar bastante su vida útil. Y debemos ser conscientes de que, cuanto más barato el coche, más problemas de fiabilidad podemos sufrir.

Coche segunda mano

5. Coche histórico

Cada país pone su límite de años a lo que consideran un vehículo histórico, pero normalmente este límite está fijado en 30 años. Cuando un coche supera los 30 años, ya se considera que forma parte del patrimonio histórico nacional. Aquí hay dos opciones: seguir usando el coche como vehículo cotidiano o matricularlo como histórico (con restricciones). Las ventajas de hacer la segunda es que las inspecciones obligatorias son más espaciadas, el seguro nos saldrá mucho más barato y no estaremos sujetos a las normas anticontaminación.

¿A quién le interesa un coche histórico? Un coche de más de 30 años requiere mucho más ojo para las cuestiones mecánicas porque no sabemos en qué estado está el vehículo y cómo funcionará con el tiempo. Es, pues, un riesgo para el comprador, pero los incentivos son grandes: en primer lugar, estás comprando un coche especial, teniendo en cuenta que muchos de sus compañeros quizá ya han sido desballestados; en segundo lugar, si conocemos bien el mercado, podemos esperar a que el coche se revalorice con el tiempo y sacar un beneficio. Por tanto, tendremos que definir bien qué uso le vamos a dar: un histórico es más para los nostálgicos o para los amantes de los coches.

Coche histórico

6. Coche de colección

Cualquier coche de segunda mano puede ser de colección, sobre todo si es un histórico. Si los hemos metido en una categoría a parte es porque el coche de colección no es para usarlo habitualmente, sino para tener en un garaje y hacer unas pocas salidas al año o ninguna. Los coleccionistas suelen buscar cosas muy específicas en el mercado y los precios son muy elevados para las rarezas o las joyas automovilísticas.

¿Qué debemos hacer si queremos empezar una colección de coches? En primer lugar, aunque no tengamos un gran presupuesto, podemos empezar la colección por coches más modestos o esperar una ganga. Definir nuestros objetivos y ser pacientes son las claves del éxito en este aspecto. También podemos comprar coches que no nos interesen, arreglarlos y venderlos por un precio más alto para poder invertir en el coche que queramos.

Coche colección

7. Vehículo de ocasión garantizado

Una categoría especial son los vehículos de ocasión garantizados. Los VOG son coches de segunda mano que son vendidos directamente o a través de las mismas marcas oficiales. Los fabricantes los recuperan si un particular quiere vender uno y los vuelven a poner a la venta, pero haciéndolos pasar por un control acurado de su estado (normalmente se analizan unos 100 puntos clave). Casi nunca se venden coches con más de 7 años.

En este caso estaremos pagando un precio más elevado de lo normal, pero, a cambio, tenemos unas garantías de que aquel vehículo no presentará averías graves en los primeros años. Por tanto, debemos pensar si nos compensa el supuesto ahorro en mecánicos; nosotros diremos que sí, ya que los VOG suelen tener un alto índice de satisfacción entre los compradores. Actualmente, la mayoría de marcas tienen un departamento específico para estos vehículos garantizados.

Vehículo ocasión garantizado
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies