Michael Schumacher: biografía del más laureado en la Fórmula 1

El Káiser es el piloto con más títulos en la categoría reina del automovilismo, motivo suficiente como para hablar largo y tendido de todo lo que consiguió a lo largo de su carrera deportiva. Un homenaje a la vida de Michael Schumacher.
michael-schumacher-biografia

Hablar de Michael Schumacher implica pasar mucho tiempo rememorando sus logros y hazañas a los mandos de los monoplazas que condujo. Y es que la historia de la Fórmula 1 no se entiende sin él y sus siete títulos que le colocan en el escalón más alto del Olimpo empatado con Lewis Hamilton.

Como leyenda que es, en Topdriverz queremos dedicarle unas líneas para hablar del legado que dejó, su época dorada vestido de rojo, sus inicios en el Gran Circo, su regreso con Mercedes y su vida en general. Si has crecido viéndole ganar, o no has parado de escuchar su nombre mientras que te has aficionado a este deporte, te animamos a continuar leyendo.

Biografía de Michael Schumacher: el Káiser que tuvo a todos a su merced

Tras esta introducción, toca tratar la figura del alemán como merece, poniendo en valor todo lo que consiguió y la forma con la que lo hizo, ambas cosas inolvidables para los fans del campeonato más prestigioso sobre las cuatro ruedas.

Los inicios

Michael Schumacher nació el 3 de enero de 1969 en la localidad de Hürth-Hermülheim, ubicada en Alemania Occidental. El pequeño Michael no tardó en subirse a un kart, ya que con cuatro años su padre le había construido uno que contaba con una base de pedales. A partir de ahí, siguió practicando hasta tener uno auténtico con el que competir a todas luces. De esta manera, con 15 años se proclamó campeón júnior de su país y seguiría copando los primeros puestos en el mundial de karting, en el que quedó subcampeón. Más tarde se impuso en el Europeo y en el sénior de Alemania en 1987.

Con 19 años dio el salto a los monoplazas, y su andadura no pudo empezar mejor gracias al título de campeón de la Fórmula Koning germana que obtuvo de manera autoritaria con diez victorias en once carreras disputadas. Poco después, en la Fórmula Ford 1600 acabó sexto en el mundial y campeón en la europea. Todo ello hizo que dejara los estudios para centrarse en su carrera y compaginarla con su trabajo de mecánico en el taller del concesionario Volkswagen de la ciudad que le vio nacer.

En 1989 promocionó a la Fórmula 3, de la que fue subcampeón y solamente superado pro su compatriota Karl Wendlinger. Esa buena temporada hizo que Mercedes le fichara para competir en su Junior Team en el mundial de Sport Prototipos de 1990, compartiendo equipo precisamente con Wendlinger.

schumacher-inicios

La Fórmula 1

En año capicúa, 1991, llegó Schumacher al campeonato que le convirtió en leyenda. Lo hizo de la mano del equipo Jordan y con una curiosa historia detrás: el piloto Bertrand Gachot sufre un accidente de tráfico y una pelea con un taxista en Londres. Gachot le roció un gas paralizante y, posteriormente, se sentó frente a los tribunales por ello ocho meses después. El juicio se celebró una semana antes del Gran Premio de Bélgica que tenía lugar en Spa-Francorchamps y el mánager de Schumi, Willie Weber, llama al director de la escudería, Eddie Jordan.

La llamada tenía como propósito convencerle de que diera la oportunidad a Schumacher, que por aquel entonces estaba corriendo en el Mundial de Resistencia como piloto oficial de Mercedes. Esa conversación tiene un exitoso final por el que Jordan accede a ponerle un test de prueba al joven alemán en Silverstone, el cual fue financiado por Mercedes. Schumacher asombró a todos y se ganó el asiento. Eso sí, no tuvo el debut soñado puesto que, a pesar de haber clasificado en séptima plaza, abandonó a causa de una rotura en el embrague.

No tardaría en abandonar la escudería irlandesa ese joven que había asombrado en la clasificación del trazado belga. Y es que Flavio Briatore, director por aquel entonces del equipo Benetton, quedó prendado del talento de Schumi y movió todos los hilos posibles para ficharlo hasta que finalmente lo consiguió. En esa negociación intervinieron: el máximo responsable del equipo júnior de Mercedes Benz, Jochen Neerpasch, el ya citado mánager Willie Weber y el Director de Ingeniería de Benetton, Tom Walkinshaw.

Neerpasch modificó el borrador del contrato que Schumacher iba a firmar con Jordan por tres años y Walkinshaw le dijo a Weber que Ford iba a dejar de suministrar motores Ford a esta escudería para dárselos a Benetton exclusivamente, por lo que su potencial iba a ser limitado y el de los italianos todo lo contrario. Tras este tinglado, el alemán se enroló en las filas de ese coche azul desde la carrera siguiente, el GP de Italia disputado en Monza. No pudo estrenarse mejor, ya que acabó en quinta posición por delante de su compañero de equipo, el brasileño Nelson Piquet.

Al año siguiente, en 1992, ya se estaba codeando con los más grandes, tal y como demuestran los ocho podios que consiguió y su victoria, precisamente, en el lugar donde hizo su debut el año anterior: Spa-Francorchamps. La regularidad que exhibió en su segundo año en la F1 fue asombrosa y fue un adelanto de lo que iba a venir en los tiempos venideros.

schumacher-debut

Bicampeón con Benetton

Los trágicos y brutales accidentes de Senna y de Ratzenberger en mayo de 1994 no era el mejor contexto para escribir su nombre en el historial de campeones de la F1, pero el destino así quiso que ese curso Schumacher inaugurase su palmarés. Además, Alain Prost se había retirado tras acabar la temporada de 1993. Todos los focos apuntaban a él como el piloto que iba a recoger el testigo de ambos. Y así lo sintió él imponiéndose en las dos primeras citas de la temporada disputadas en Sao Paulo y TI Aida.

El triste suceso del brasileño allanó el camino hacia la primera corona del alemán, que sumó ocho triunfos en total y una decena de podios. No sin sufrimiento, ya que junto al británico Damon Hill protagonizó una intensa batalla hasta el final que se decantó a su favor por un único punto de diferencia. Reeditó el título en 1995, con más puntos (102) y victorias (9) que el curso anterior, con 92 unidades. Había llegado lo bueno para Schumacher con dos campeonatos en su haber, pero lo mejor se hizo esperar un poco más.

schumacher-benetton

La leyenda con Ferrari

El francés Jean Todt estaba reestructurando la escudería Ferrari, la cual vivía una época de decadencia a mediados de los 90´ ya que, desde 1983, estaba sin ganar el mundial de constructores y ese camino en el desierto comenzó en 1979 en lo que se refiere al de pilotos. A pesar de lo desalentador que pudiera parecer, Schumacher aceptó el reto y liderar el proyecto hacia la reconquista del Cavallino Rampante. Su incorporación atrajo a miembros de su equipo como Ross Brawn.

No obstante, el desembarco de Schumi no tuvo un impacto tan inmediato en el rendimiento del coche rojo. En su primer curso no pudo hacer nada ante los Williams de Damon Hill y Jacques Villeneuve, al siguiente se jugó el campeonato en la última carrera disputada en Jerez frente al canadiense, a quien aventajaba en un punto. Sin embargo, aquella grotesca maniobra en la que chocó de manera premeditada contra su rival y que le costó el abandono y la descalificación de aquel campeonato, perdiendo todos los puntos obtenidos.

En los dos posteriores, 1998 y 1999, Mikka Hakkinen y Mclaren Mercedes decantaron la balanza a su favor. Nuevamente, Schumacher se vio envuelto en otra polémica con el escocés David Coulthard, con quien colisionó en Spa. Este incidente significó un abandono y la pérdida de valiosos puntos para aquel campeonato. Para colmo de males, en el segundo año de los mencionados sufrió un accidente en el GP de Gran Bretaña que tuvo lugar en Silverstone. Un importante contratiempo en forma de lesión, puesto que se fracturó las dos piernas que le hicieron perderse seis carreras.

Y ya por fin, con el cambio de siglo, llegó la tan ansiada corona con Ferrari en el 2000. Un título que rompió la racha de 21 años sin ganar en el campeonato de pilotos y 17 sin hacer lo propio en el de constructores. Fue en el GP de Japón disputado en Suzuka con motivo de la penúltima prueba cuando aseguró su triunfo matemáticamente y cobró su venganza particular frente a Hakkinen y Mclaren.

El resto hasta 2004 incluido es historia, y su dominio en aquellos tiempos también: en 2001 cantó el alirón a falta de cuatro pruebas, en 2002 subió a los más alto del podio hasta once veces igualando el récord de Juan Manuel Fangio y que superó en 2004 con 13 y se jugó hasta la última carrera el cetro de 2003 con un joven Kimi Raikkonen. Estuvo muy cerca del octavo en 2006, pero aquella rotura de motor en el trazado nipón dio al traste con sus esperanzas. No obstante, ya anunció su retirada en el fin de semana que se corrió en Monza. Con todo ello, fijó un récord de 72 victorias con los transalpinos.

schumacher-ferrari

Años fuera y regreso

De 2007 a 2009 siguió ligado a la casa de Maranello haciendo pruebas y test con monoplazas y coches de calle, pero la idea de volver a competir saltó a la palestra con el aparatoso accidente de Felipe Massa en Hungaroring. Se decidió en el equipo que Schumi era el elegido para sustituir al brasileño el resto de ese curso 2009, pero unos dolores de cuello echaron para atrás todo.

No obstante, a finales de ese año decidió regresar a la F1 con Mercedes, la marca que le aupó para llegar al Gran Circo en su juventud. Con el coche plateado corrió de 2010 a 2012 a razón de siete millones de euros. No obstante, nunca volvió a ser el de antes, y para el recuerdo de ese trienio dejó una peligrosa maniobra en Hungría 2010 ante su excompañero en Ferrari, Rubens Barrichello, que casi le hace chocar contra las protecciones, y un podio (2012) en Valencia. Con ese pobre bagaje y la imposibilidad de correr con un coche competitivo, se retiró definitivamente tras acabar aquella temporada.

En diciembre de 2013 sufrió una grave caída mientras que estaba esquiando con su familia en Los Alpes franceses, concretamente en la estación de Méribel. La información real del estado de salud del Káiser ha permanecido en secreto desde entonces, aunque todo apuntaba a que estaba en coma con lesiones cerebrales graves. Hay quien dice que ha vuelto a hablar, pero lo mejor para obtener la verdad es esperar que Schumacher vuelva a dejarse ver y mostrar que se encuentra mejor de lo que se ha llegado a decir. Ojalá que así sea.

schumacher-legado
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies