Los 4 factores que determinan el estado de tus neumáticos (y cómo inspeccionarlos)

Del estado de tus neumáticos depende tu seguridad y la de los tuyos. Los neumáticos son una de las piezas fundamentales para el óptimo rendimiento del vehículo y es importante conocer los factores que determinan su estado.
Factores que determinan estado neumáticos

Es bien cierto que los neumáticos son la única parte del coche en contacto directo con el suelo. Los cuatro puntos de contacto con la carretera han de estar en un estado óptimo de vida útil, tanto en lo relacionado con las presiones como con el dibujo de la banda de la rodadura, recuerda que es el único punto de apoyo de tu coche con la carretera. Si el neumático está muy gastado y deteriorado no se agarrara bien, así que chequea los neumáticos para saber si es necesario cambiarlos, ya que el mal estado de ellos, son una de las principales causas de accidentes en nuestras carreteras.

Por lo tanto, saber revisar y determinar el estado de tus neumáticos es una operación de mantenimiento obligatoria para la seguridad vial. Muchísimos usuarios se olvidan de darle a los neumáticos la atención periódica que se merecen, es por ello que luego suceden siniestros en la carretera que hubiesen sido prevenidos con antelación si se hubiese realizado una revisión por parte del conductor.

Además, no es necesario que acudas a un taller para chequear cuál es el estado de tus neumáticos. Solo en caso de cambio, sí que será importante que acudas a tu taller para que ellos lleven a cabo la substitución de los neumáticos. Como dato a tener en cuenta para nuestra seguridad vial muchos conductores circulan con presiones incorrectas en sus vehículos, algo que puede ocasionar graves daños no solo en nuestro neumáticos sino también en nuestra integridad física. En relación, según un estudio llevado a cabo por Continental, dos de cada tres conductores desconocen cuál es la profundidad correcta de los neumáticos.

Comprobar y aprender a detectar el estado de tus neumáticos

Un grave error que cometen muchos conductores es comprobar el estado de los neumáticos solamente cuando se disponen a realizar viajes largos, como hemos dicho, el estado de los neumáticos se ha de inspeccionar de forma rutinaria y concienzuda. En el artículo de hoy te enseñaremos detalladamente los 4 factores que determinan el estado de tus neumáticos.

1. Inspección ocular: detecta mordiscos, bultos o que estén cristalizados

Un repaso ocular nos puede decir mucho del estado de nuestros neumáticos. Nos referimos a un mordisco con aquellas brechas causadas normalmente por un bordillazo, los mordiscos, comprometen gravemente la estructura interna haciendo mucho más vulnerable el neumático a pinchazos o reventones. Los mordiscos son la antesala de un reventón o un pinchazo, cualquiera de estos te hará cambiar el neumático dañado si o si te encuentres donde te encuentres, así que mucho ojo con los mordiscos.

Lo mismo ocurre en el caso que encontremos bultos (huevos) en los flancos del neumático, es un síntoma (como los mordiscos) que la integridad y la estructura interna del neumático han sido dañadas y están más vulnerables a un pinchazo o reventón. En caso que te encuentres en una situación de estas, por muy caro que sea cambiar los neumáticos, hazlo. Piensa que si no lo haces estás poniendo en juego tu seguridad y la de los demás ocupantes, además, en caso de tener que someterte la ITV en breves, olvídate de pasarla.

Un factor que también determina el estado de tus neumáticos es la cristalización. Este fenómeno ocurre cuando su superficie se endurece y pierde garra de forma notable. Para detectar este fenómeno, te recomendamos hundir la uña en tu neumático, si no puedes hundirla y la superficie presenta aspecto brillante y duro, tenemos delante un neumático cristalizado con una disminución notable del agarre al asfalto y, en caso de lluvia, aquaplaning o en frenadas con una distancia de frenado relativamente corta, la reacción del neumático no será la recomendada con respecto a uno en buen estado.

Inspección neumáticos

2. Observar el desgaste de la banda de la rodadura: ¿es uniforme?

Lógicamente, todos los neumáticos con el paso de los kilómetros sufren un desgaste que se va acentuando hasta el momento del recambio, pero hemos de tener muy presente que el desgaste debe ser siempre uniforme. Un desgaste desigual del neumático o de los neumáticos son claros síntomas de que algo no va bien, ya puede ser por problemas con la presión de estos o problemas con la suspensión de nuestro coche que no está bien alineado.

Si nos encontramos con el caso de que un neumático presenta un mayor desgaste en los bordes de la banda de la rodadura, se trata de un neumático desinflado (falta de presión). Por otro lado, uno que ofrece más desgaste en el centro de la banda, quiere decir que el neumático está hinchado a más presión de la recomendable. Ahora bien, en caso que el neumático sólo esté desgastado por uno de los lados, puede ser un síntoma de que existen problemas en la suspensión o la alineación de nuestro vehículo. Un neumático con un desgaste no uniforme (desigual) verá su vida útil acortada de forma considerable.

Si nuestro coche no traza recto por culpa del eje, defectos en rodamientos, suspensiones o cojinetes, nuestros neumáticos están sufriendo un un acortamiento de su vida útil irreversible. Como comentamos anteriormente, estos defectos van a hacer que no pases la ITV sin ningún tipo de contemplación, tu paso por la revisión va a ser desfavorable y por lo tanto, vas a tener que pagar de más. Por lo que si detectamos desgastes irregulares en nuestros neumáticos, es recomendable llevar el vehículo al mecánico de confianza para realizar un cambio o encontrar el verdadero qué del problema que esconden dichas irregularidades.

Todo y lo expuesto, te recomendamos encarecidamente hacer uso de un profundímetro para determinar si el desgaste es o no uniforme. Se trata de un instrumento que puedes adquirir en cualquier taller o tienda de mecánica por un módico precio. Su uso es bien sencillo, introduce el profundimetro en los canales principales del neumático midiendo las 3 zonas principales de este: exterior, centro e interior. De esta manera, habrás comprobado si el desgaste del neumático se está dando de manera uniforme, o si en caso negativo para tus intereses, no.

Banda neumáticos

3. Revisar la presión de los neumáticos cada dos semanas (rutina)

Las dos situaciones que acabamos de mencionar, mordeduras y desgastes, pueden solucionarse revisando de forma rutinaria la presión de los neumáticos y adelantarse así a un problema mayor. No solo hemos de revisar la presión antes de realizar un viaje largo o irnos de vacaciones, si no que cada dos semanas, se recomienda revisar la presión de ellos ya que te sorprendería saber que muchos conductores circulan por las carreteras con presiones inadecuadas en sus coches sin ser conscientes de ello. Lo que reduce drásticamente las prestaciones y la funcionalidad de los neumáticos como una distancia de frenado mucho más larga, una pérdida de control por baja presión o una situación de reventón que nos obligará a parar.

Recuerda que en tu manual del coche encontrarás la presión a la que debes inflar tus neumáticos. Eso sí, no caigamos en el error de creer que unos neumáticos con buena presión son indestructibles, ya que como todo sistema, se desgasta de forma regular pero ayuda a que las reacciones que tenga en coche sean seguras y a optimizar el consumo de combustible. Para terminar, te recordamos que existen máquinas en las estaciones de servicio que revisan la presión de tus neumáticos, en caso de dudas, no está de más acudir a una de ellas para verificar la presión.

Presión

4. Observa el estado del dibujo de tus neumáticos

Uno de los indicadores más fiables para saber si ha llegado el momento de cambiar los neumáticos es fijarte bien en el dibujo. Antes de todo, para un examen del dibujo, debemos detener el vehículo sobre un suelo plano, poner el freno de mano y muy importante, girar el volante para facilitar el examen de los neumáticos.

En el rayado del dibujo hay unos tacos también nombrados como testigos, que marcan la profundidad mínima que han de tener que es de 1,6 mm. En el caso que los tacos lleguen a la superficie, es un claro indicador que el neumático está muy gastado y requiere de un cambio. Es decir, en el momento en que la banda de la rodadura ha alcanzado el nivel del taco (por el desgaste), significa que el neumático ha llegado a su límite legal.

Existen los testigos de taco de goma que son los que acabamos de explicar de 1,6 mm de grosor que están presentes en el fondo de los canales longitudinales del neumático, pero a la vez, existen los testigos clásicos, esos pequeños símbolos que se ubican en el franco del neumático con alguna de las siguientes formas: Sigla TWI (Tread Wear Indicator), un triángulo o el logo del fabricante. El análisis de los testigos clásicos se fundamentan también en el desgaste, cuando empiezan a deteriorarse significa que la banda de la rodadura está perdiendo grosor.

Dibujo neumáticos
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies