Los 15 mejores (e inolvidables) momentos de la Fórmula 1

Cada uno de ellos representa una huella imborrable en la memoria de los aficionados del Gran Circo. Por ello, merece la alegría recordarlos a través de esta nueva entrada. Con todos ustedes: los momentos más legendarios de la historia de la F1.

mejores-momentos-formula-1

La competición más prestigiosa del automovilismo vive en unos momentos de cambio, en una transición hacia una nueva era que está captando cada vez más adeptos. Convertir el certamen en una competencia de pilotos y talento, y no solo de ingenieros y técnicos, es un reto que poco a poco se está consiguiendo desde la dirección de la Fórmula 1.

Eso sí, a lo largo de sus más de 70 años de vida se han producido escenas mágicas, protagonizadas por los superhéroes que se juegan la vida cada domingo conduciendo los monoplazas más veloces del planeta. Como el pasado siempre vuelve, en TopDriverz vamos a dedicar este nuevo post a hablar de los 15 mejores momentos de la historia de la Fórmula 1.

Legendarios e inolvidables: los 15 mejores momentos en la F1 de la historia

Tras esta breve introducción, es el momento de pediros que os sentéis tranquilamente donde queráis y disfrutéis en vuestras pantallas de cada uno de esos 15 instantes mágicos que hicieron afición y convirtieron un día normal para los espectadores en otro totalmente diferente.

15. La primera carrera nocturna de la historia

El Gran Premio de Singapur de 2008 fue el comienzo de las carreras de noche en el campeonato, lo que dio otro enfoque a la forma de concebir su espectáculo ya que la simbiosis de luces y colores que respiró rompió con lo que se conocía hasta aquel momento. También jugaba a su favor el hecho de que el lugar era un circuito urbano que no tiene demasiado que ver con Mónaco, ya que ofrece más puntos de adelantamiento.

Lo que ocurrió en el Gran Premio también es historia, aunque no necesariamente buena. Fernando Alonso consiguió la victoria beneficiándose de un coche de seguridad provocado, a propósito, por su compañero de equipo en Renault Nelson Piquet Jr. Un escándalo que salió a la luz cuando la escudería prescindió del brasileño y que significó el destierro de Flavio Briatore.

carrera-noche

14. Niki Lauda y su regreso de los infiernos

El Gran Premio de Italia de 1976 estuvo marcado por el regreso a los circuitos del campeón austríaco Niki Lauda tras su brutal accidente en Nurburgring aquel año. Tan solo había pasado un mes desde que saliera en llamas de su Ferrari en Alemania, pero demostró el coraje que le caracterizaba y acabó aquella carrera en cuarta posición.

13. Schumacher iguala en triunfos a Senna

El templo de la velocidad vio también en el año 2000 cómo el Káiser Michael Schumacher igualó la cantidad de victorias conseguidas por Ayrton Senna a lo largo de su carrera deportiva. Era la época en la que Ferrari y Schumi dominaban con puño de hierro el campeonato, como demostró aquella tarde de septiembre.

Aquel triunfo significó el 41 de su carrera deportiva, un hito que le hizo llorar de emoción en la rueda de prensa posterior y que hizo que Mikka Hakkinen le tuviese que tranquilizar. El brasileño había marcado su infancia e inspirado para llegar a ser piloto de Fórmula 1.

12. Unos puntos que a la postre valieron un título

En el Gran Premio de Estados Unidos que se celebró en 1959, Jack Brabham se quedó sin gasolina a falta de escasos metros para cruzar la línea de meta junto a su bólido Cooper. Ante tal contratiempo, el australiano decidió empujarlo cuesta arriba en el circuito de Sebring y eso le valió para finalizar cuarto.

Estos valiosos puntos le ayudaron a conseguir a final de aquella temporada el primero de las tres coronas mundiales que conquistó, logro que también significó la primera de Cooper, que revolucionó la competición con su motor central ubicado justo por delante de su eje trasero.

11. La épica victoria de Fangio

Seguimos en la década de los años 50´ del siglo pasado para hablar de una verdadera epopeya. Corría el año 1957, cuando en el Gran Premio de Alemania de aquella edición el argentino cometió un grave error a los mandos de su Maserati 250F. Era la vuelta doce y eso le costó caer hasta la tercera plaza, pero se supo reponer de aquel problema yendo de vuelta rápida a vuelta rápida hasta conseguir imponerse a sus rivales.

Como detalle, fue la última victoria de su carrera deportiva, la cual describió de la siguiente manera: “Hice cosas que no había hecho antes, conduje de un lado a otro de la pista empleando las mayores revoluciones posibles. Eso es lo que me llevó a ganar”.

10. La carrera más larga de la historia

El Gran Premio de Canadá de 2011, con una duración de 4 horas, 4 minutos y 39 minutos, consiguió el récord y la distinción de la carrera más larga que se ha visto en el campeonato, en parte por las dos horas de interrupción a causa de la lluvia. Jenson Button era un piloto que sabía aprovecharse de las condiciones cambiantes de una carrera, y su astucia le valió para ganar aquel día.

Y eso que cayó hasta la última posición tras un incidente con Fernando Alonso, pero el británico fue el más listo de la clase a la hora de elegir los neumáticos y aprovecharlos. Adelantó a Vettel - que cometió un error - en la última vuelta con su Mclaren para rematar la machada.

canada-2011

9. La exhibición de Senna con su Toleman

El fenomenal piloto brasileño dejó su carta de presentación con una espectacular actuación en el Gran Premio de Mónaco de 1984. Bajo la lluvia que acuciaba a las calles del Principado y a los mandos de su humilde Toleman, firmó un más que meritorio segundo puesto que, de no haber sido por la bandera roja que se sacó al final, quizá estaríamos hablando de una victoria. Partió desde la posición 13, lo que realza aún más si cabe su heroicidad. Aquello fue una premonición de lo que conseguiría años más tarde.

8. Más ajustado imposible

Cómo no, otra vez Monza aparece por aquí como lugar que albergó un momento cumbre. En 1971 los tifosi que se dieron cita en el trazado italiano vieron el final más apretado de siempre. El británico Peter Gethin se impuso por tan solo una centésima de segundo al segundo, el sueco Ronnie Peterson.

Pero eso no fue todo, ya que la diferencia que separó a los cinco primeros clasificados fue de algo más de seis décimas, una carrera en grupo más propia de la categoría de Moto3 en el mundial de motociclismo que de la F1. Ojalá podamos ver algo así pronto.

7. El vueltón de Senna

A los mandos de su Mclaren, Senna consiguió la pole position en Mónaco 1988 y ya mandaba avisos a Alain Prost de que no lo iba a tener fácil. Por la dificultad que entraña el circuito monegasco y la diferencia de casi segundo y medio sobre el segundo, la vuelta que dio el brasileño en la clasificación bien merece su cuota de protagonismo aquí.

6. Los siete títulos de Schumacher

La última vez que Michael Schumacher se proclamó campeón del mundo con Ferrari colocó el récord de siete títulos, algo que nadie había podido conseguir antes de aquel año 2004. Fue en Spa Francorchamps, trazado que le vio debutar y que le regaló varios momentos bonitos.

5. El doble adelantamiento de Hakkinen

El trazado belga también vio cómo Mikka Hakkinen superó a Schumi en la recta posterior a Eau Rouge y Raidillon, movimiento que es muy recordado también porque en medio estaba Ricardo Zonta como corredor doblado, que le surtió de rebufo para acometer exitosamente tal maniobra. Fue en el año 2000 y precedió a aquella victoria del alemán en Monza ya comentada.

hakkinen-2000

4. El final del mundial 2021

Por el giro de guión que tuvo, la carrera de Abu Dhabi de 2021 no podía faltar aquí. Max Verstappen se aprovechó de un accidente de Nicholas Latifi con su Williams y la aparición de un coche de seguridad para ganar una carrera que tenía imposible. El neerlandés cambió los neumáticos de su Red Bull y aprovechó la juventud de sus gomas para robarle la cartera a Lewis Hamilton en la última vuelta. El inglés no sustituyó sus ruedas y lo acabó pagando caro.

3. Fernando Alonso demuestra por qué es el rey

En 2005 Fernando Alonso consiguió la primera de sus dos coronas en la F1. Ya con el título en el bolsillo, adelantó a Michael Schumacher en la 130R de Suzuka por el lado exterior. Hay quien dice que si no aminora el alemán, Alonso se hubiera salido, pero lo cierto es que es un momento que quedó para la historia por su significado, el paso al nuevo rey.

2. La agónica primera vez de Hamilton

El primero de los siete entorchados que acumula Lewis Hamilton llegó con suspense en 2008. La lluvia que cayó en el Gran Premio de Brasil celebrado en Interlagos le llevó a parar a pocas vueltas del final y a remontar hasta el quinto puesto que le valía para ser campeón. Felipe Massa ganó la carrera con autoridad y pudo haber sido más profeta en su tierra si el de Mclaren no hubiera progresado hasta ese lugar. En Ferrari celebraron hasta que vieron en las pantallas cómo Hamilton había alcanzado su objetivo.

1. Ganar sin marchas

Por la gran cantidad de momentos épicos que protagonizó, Ayrton Senna se merece copar este primer puesto. También en Interlagos y delante de los suyos, ganó en 1991 tras quedarse sin la caja de cambios a falta de siete vueltas. Resistió como pudo e hizo frente a las adversas condiciones atmosféricas.

ayrton-senna-1991
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies